Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 05 de julio de 2022
  • Actualizado 14:11

Rige en La Paz ley para exigir el carnet de vacuna y deja rechazo

El alcalde paceño promulgó la norma ‘Por la protección de la salud pública’ que abarca a espacios públicos y comerciales. Los grupos ‘antivacunas’ deberán presentar la prueba PCR.
El alcalde Iván Arias presenta la Ley para exigir el carnet de vacuna. APG
El alcalde Iván Arias presenta la Ley para exigir el carnet de vacuna. APG
Rige en La Paz ley para exigir el carnet de vacuna y deja rechazo

La ley para la exigencia del carnet de vacunación contra la COVID-19 fue promulgada ayer por el alcalde de La Paz, Iván Arias, lo que generó rechazo en los evangélicos y grupos denominados ‘antivacunas’. Los primeros alistan un referéndum revocatorio para la autoridad edil.

Se trata de la ley “Por la protección de la salud pública”, en la cual se establece que la ciudadanía debe portar y exhibir el documento para ingresar a espacios públicos y comerciales.

Señaló que también rige para gremiales y sindicatos de transporte que, además deben cumplir con las medidas de bioseguridad, bajo un criterio de “corresponsabilidad ciudadana”.

Asimismo, indicó que grupos antivacunas tendrán que presentar su prueba PCR con vigencia de 48 horas para hacer trámites en la Alcaldía.

“Está norma empieza a ser aplicada, hay que reglamentar algunas cuestiones más, que lo hacemos el día de hoy (por ayer), y entra en plena vigencia“, dijo Arias, citado por ERBOL.

A su vez, afirmó que La Paz está a la vanguardia en el país, respecto a la salud. 

El presidente del Concejo Municipal, Jorge Dulón, según Urgente.bo, sostuvo que la ley es para incentivar a la inmunización de la tercera dosis, ya que solo se llegó al 36% de la población paceña hasta ahora.

“La cuarta dosis, para personas de edad y con enfermedades de base solo llegó a un 10%. Es por ello que era necesario elaborar esta medida adicional”, manifestó la autoridad.

LA NORMA

Su aplicación abarca a los trámites en la Alcaldía, bares, restaurantes discotecas y actividades económicas.

Establece que toda persona entre 18 y 60 años de edad deben portar su carnet de vacunación, emitido por el Ministerio de Salud, ya sea en medio digital o físico. También indica que los propietarios y administradores de espacios con afluencias de personas para actividades económicas, deportivas, académicas, comerciales, culturales y sociales deben exigir el carnet de vacunación a todos los trabajadores y personas que ingresen.

DESACATO

Luis Aruquipa, presidente del Consejo Nacional Cristiano de las Iglesias Evangélicas, anunció ayer el desacato a la ley municipal y explicó que se pedirá la revocatoria del Alcalde una vez que cumpla los dos años de gestión. Añadió que se cuenta con el apoyo de gremiales y choferes.

“Hemos decidido una desobediencia civil, vamos a solicitar el referéndum revocatorio porque se nos está coartando el derecho a trabajar y circular libremente en el municipio, adquirir alimentos en centros comerciales, estudiar, acceder a servicios de salud y realizar trámites”, señaló.

Para Aruquipa, la norma es arbitraria e inconstitucional, además que se estaría entrando en una “dictadura sanitaria”.

Al respecto Arias dijo que “las cosas de Dios en el cielo y las cosas de los hombres en la tierra” y que ambas no se pueden mezclar para generar rechazo.

Sectores conocidos como ‘antivacunas’ protestaron con letreros frente a la institución edil y reclamaron su derecho a elegir si vacunarse o no.