Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 21 de abril de 2024
  • Actualizado 00:45

Revich, la historia de otro sacerdote que abusó a 40 víctimas en internado de Icla

Eduardo Revich, en una entrevista con ATB./ ABI
Eduardo Revich, en una entrevista con ATB./ ABI
Revich, la historia de otro sacerdote que abusó a 40 víctimas en internado de Icla

Al sacerdote de la Iglesia católica Eduardo Revich (+) lo acusaron de agresión sexual 40 personas, tres mayores de edad y 37 niños del internado de San Miguel de Icla, ubicado a 260 kilómetros al este de Sucre.

Estos hechos, según una investigación de la Agencia Boliviana de Información (ABI), ocurrieron en el año 2007.

A Revich, “con un poderoso hermano mayor en la jerarquía católica, lo enjuiciaron por los delitos penales de corrupción de menores, corrupción de mayores y abuso deshonesto”.

El sacerdote fue administrador de ese centro hasta que la Iglesia, enterada de la denuncia el 10 de octubre de 2007, lo destituyó.

Lo destituyó del cargo, pero le asignó otro lejos de Icla donde la población campesina y pobre amenazaba su vida.

El Arzobispado de Sucre prometió abrir sus puertas para que la Policía y la Fiscalía investiguen el caso, pero a la Iglesia católica solo le arrancaron el nombre del padre.

“No sabemos qué edad tiene, cuánto tiempo estuvo en Bolivia, si es extranjero o nacional y en qué lugares del país trabajó para establecer si de ahí también surge alguna información que ayude a aclarar el caso en curso”, declaraba en ese entonces una fuente cercana a la investigación a condición del anonimato, al advertir que “primero se dijo que era rubio y blanco y que en realidad era moreno y panzón”.

Mientras el juicio corría en la justicia, Revich tenía desde 2011 detención domiciliaria y protección legal y laboral de la Iglesia.

El 22 de febrero de 2013, el sacerdote se quitó la vida en una vivienda en la provincia Zudáñez a donde escapó de su detención domiciliaria de la Capital.