Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 25 de septiembre de 2020
  • Actualizado 06:40

LOS MENSAJES SON INCLUSO PIROPOS

Redes sociales ponen “en órbita” a los posibles candidatos de 2020

Andrónico Rodríguez, Luis Fernando Camacho, Marco Pumari y hasta Jeanine Áñez tienen fanpages que, las últimas semanas, los popularizaron como figuras electorales.
Fotografías de publicaciones en fanpages de Andrónico Rodríguez y Fernando Camacho.
Fotografías de publicaciones en fanpages de Andrónico Rodríguez y Fernando Camacho.
Redes sociales ponen “en órbita” a los posibles candidatos de 2020

“Andrónico, líder de nuestros corazones” (para Andrónico Rodríguez), “Esta presidenta sí me representa” (para Jeanine Áñez, tras la publicación de sus fotografías en la playa), fueron el tipo de mensajes que viralizaron los nombres de algunos líderes dirigenciales y cívicos en las últimas semanas en Bolivia.

“Posibles figuras electorales” se popularizaron y tuvieron gran realce durante el último mes, tras los comicios electorales del 20 de octubre.

9A - F1 (izquierda)

Los conflictos sociales causados por las sospechas de un supuesto fraude gestado para lograr la victoria del MAS en las elecciones generaron un mar de contenidos en las redes sociales ya sea a favor o en contra del entonces partido de gobierno y su líder, Evo Morales.

Entre las figuras de algunos líderes políticos que se visibilizaron en las redes están la de Luis Fernando Camacho, Marco Antonio Pumari, Andrónico Rodríguez e incluso la imagen de la actual presidenta Jeanine Áñez.

Muchos de estos personajes no cuentan con gran experiencia en el ámbito político. Sin embargo, las redes evidencian una notable tendencia por popularizar y promocionarlos de forma estética a través de piropos y galantería.

9A - F1 (derecha)

El especialista en redes y marketing digital Enrique Revollo asocia el orígen de esta tendencia con la mayor parte de los usuarios de estas plataformas digitales, los jóvenes.

“Muchos de los jóvenes no tienen el criterio formado aún, pero esta población es la que más utiliza las redes y viraliza mucho más los contenidos”, explica.

En ese sentido, agrega, debemos recordar que gran parte de la población boliviana es joven y, por lo general, se apropian de mensajes e imágenes con las cuales se identifican.

Asimismo, al recibir contenido de un líder joven, como ellos, y que les parece atractivo(a), o con mensajes que se mofan de la coyuntura, lo adoptan y viralizan, indica.

HERRAMIENTAS Por otro lado, existe la posibilidad de que muchos de estos líderes, aprovechando la coyuntura, hayan decidido “testear” la opinión pública propagando los rumores de sus futuras postulaciones a la presidencia.

En ese sentido, proceden con la creación de las fanpages en Facebook, Instagram y Twitter, para compartir diversos contenidos promocionando sus perfiles.

“Hay herramientas de paga, mediante las cuales uno puede hacer análisis semántico de las publicaciones. Significa que uno puede colocar o hacer seguimiento a una publicación, para así verificar la reputación del contenido y el nivel de aceptación, incluso, por regiones”, indica.

No se puede tener certeza de que estos personajes hayan recurrido a esta forma de “testeo” para verificar la aceptación de la opinión pública. Sin embargo, esta forma de promoverse ha sido efectiva para muchos de ellos.

Revollo indica que, de cualquiera de las dor formas, este mecanismo de popularización fue muy bien aprovechado por estos personajes, a quienes la mayor parte de la población no tomaba en cuenta dentro de sus agendas informativas. Pero, “hoy, muchas veces entramos a las redes solo para revisar sus perfiles o páginas en redes”,

EN LA HISTORIA Revollo cuenta que una de las primeras experiencias de viralización de memes relacionados con la política en Bolivia fue el personaje de Samuel Doria Medina y la entonces famosa frase “carajo, no me puedo morir”.

INTERNACIONAL Barack Obama tuvo una de las campañas electorales más fuertes en redes sociales, aunque al principio se limitaban a utilizar Twitter, según cuenta Revollo.

Agrega que fue Donald Trump quien explotó las redes al punto que le sumaron los suficientes votos para llegar a la presidencia de EEUU, cuyos contenidos solían incluir mensajes de discriminación e incluso misóginos.