Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 09 de marzo de 2021
  • Actualizado 06:09

Murillo jura que se escapó porque había un plan para matarlo en Palmasola y anuncia su retiro de la política

Sobre su futuro en la política, Murillo dijo que ha decidido dar un paso al costado y jubilarse de la política. "No quiero volver a ser candidato a nada, ni ser ministro, ni ser Alcalde, me jubilo de la política y me voy a dedicar a escribir mis memorias".

El exministro de Gobierno, Arturo Murillo. APG
El exministro de Gobierno, Arturo Murillo. APG
Murillo jura que se escapó porque había un plan para matarlo en Palmasola y anuncia su retiro de la política

El exministro de Gobierno de la gestión de Jeanine Áñez, Arturo Murillo, reapareció a través de una entrevista difundida por el diario El Deber, en la que la exautoridad afirma que escapó del país por que “había un plan” para detenerlo, llevarlo a Palmasola y asesinarlo. Además, anunció que se jubilará de la política para escribir sus memorias y formar nuevos líderes.

En la entrevista, Murillo explicó que abandonó el país por “perseguir delincuentes y narcotraficantes” quienes, según el exministro, ahora están en cargos importantes en Bolivia. 

Murillo afirmó que el actual coronel de la Policía, Johnny Aguilera, lo persiguió poco antes de abandonar el país. 

"Dos semanas antes, yo denuncié que el coronel (Johnny) Aguilera me estaba persiguiendo y él lo negó diciendo que estaba metido en los archivos. Yo tuve que salir de Bolivia porque descubrí que había un plan para detenerme, llevarme a Palmasola y asesinarme. Ese era el plan, iba a haber una revuelta en el penal, me iban a detener el día viernes en Santa Cruz, me iban a meter en primera instancia a Palmasola, se planeaba una revuelta de narcotraficantes", dijo Murillo. 

El exministro mencionó que antes del retorno del MAS al poder, Aguilera lo buscó en el Ministerio con intención de "venderse" y de brindar información del gobierno de Morales. "Yo le dije que abandonara mi oficina, que no trabajaba con soplones y que yo sabía que él tenía que ver con las muertes del caso de supuesto terrorismo", afirmó.

A pesar de su salida, la exautoridad mira el escenario político de cara a las subnacionales con entusiasmo. "Miro a un Negro Arias despegando. Me alegra que en Cochabamba la gente se haya volcado por Manfred. En Santa Cruz el MAS la tiene negra y creo que la Gobernación en La Paz la tendrá el grupo de Felipe Quispe", sentenció.

A las preguntas de El Deber sobre los temas de corrupción en los casos de compra de gases lacrimógenos y respiradores, el exrepresentante de Gobierno admitió que la compra de respiradores si tuvo una mancha de corrupción protagonizada por Gabriela Montaño y su asesor Fernando Valenzuela, "nosotros hemos manejado un Gobierno de la manera más correcta, más limpia y más transparente.

En el caso gases lacrimógenos dijo: "No tiene ningún sustento esa denuncia, no va a llegar a ninguna parte".

Sobre su futuro en la política, Murillo dijo que ha decidido dar un paso al costado y jubilarse de la política. "No quiero volver a ser candidato a nada, ni ser ministro, ni ser Alcalde, me jubilo de la política y me voy a dedicar a escribir mis memorias".

El Exministro planea volver al país cuando, según afirmó, existan fiscales y jueces que sean "probos, no al servicio de narcotraficantes, ni de delincuentes".