Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 16:56

Realizan mesa de Todos Santos para 176 policías que murieron a causa de la COVID-19

De los uniformados que fallecieron por complicaciones del virus 67 perdieron la vida en La Paz, 56 en Santa Cruz, 16 en Cochabamba y el resto en otras regiones del país.
 
Mesa de Todos santos en la Casa Grande del Pueblo en memoria de policías víctimas del COVID-19. PETER LUNA
Mesa de Todos santos en la Casa Grande del Pueblo en memoria de policías víctimas del COVID-19. PETER LUNA
Realizan mesa de Todos Santos para 176 policías que murieron a causa de la COVID-19

A un día de Todos Santos, este viernes, el Viceministerio de Descolonización instaló una mesa en memoria de policías, médicos y otras personas que perdieron la vida a causa de la COVID-19. El titular de esa cartera Rafael Tata Quispe resaltó la actividad por tratarse de una costumbre nacional que reúne a la familia física y espiritualmente.

“Es un día especial porque varios policías se han ido a la mano del señor por estar en primera línea frente al COVID al igual que nuestros hermanos médicos que han perdido la vida”, dijo la autoridad.

En la mesa instalada en Casa Grande del Pueblo se elevó una ofrenda para recordar a aquellos difuntos, como manda la tradición. La misma contaba con todos los elementos de una mesa tradicional de Todos Santos, t’anta wawas, pan, suspiros, galletas fueron colocados sobre mesas con manteles negros que significan el luto por quienes perdieron la vida.

176 VÍCTIMAS DE LA COVID-19 EN FILAS POLICIALES
El director de salud de la Policía Boliviana, coronel David de la Torre, informó que la pandemia del coronavirus cobró la vida de 176 funcionarios policiales, 67 en La Paz, 56 en Santa Cruz, 16 en Cochabamba y el resto en otras regiones del país, a la fecha.

La autoridad señaló que los meses de julio y agosto pasados fueron los más trágicos para la institución del orden porque durante ese tiempo se lamentaron varias bajas. Según el jefe policial, a nivel nacional existen al menos 1.400 funcionarios policiales que reciben atención médica por haber sido identificados como casos positivos de COVID-19.