Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 04 de julio de 2022
  • Actualizado 17:14

Quispe deja detención domiciliaria y advierte con bloqueo por límites

El gobernador de La Paz dijo que no cederá “ni un milímetro” al departamento de Oruro en este conflicto. Pidió una solución definitiva al viceministerio de Autonomías.  
El gobernador de La Paz, Santos Quispe, al ingreso de su audiencia, en febrero. ARCHIVO
El gobernador de La Paz, Santos Quispe, al ingreso de su audiencia, en febrero. ARCHIVO
Quispe deja detención domiciliaria y advierte con bloqueo por límites

El gobernador de La Paz, Santos Quispe, fue liberado de las medidas sustitutivas a la detención preventiva impuestas en el marco del proceso por uso indebido de bienes en su contra. 

Una de sus primeras tareas es buscar una solución al conflicto limítrofe con Oruro. Su posición al respecto es clara: no se cederá ni un milímetro, por lo que advierte con un bloqueo de caminos.

En la audiencia que se desarrolló ayer en el Juzgado Primero Anticorrupción y Violencia Contra la Mujer determinó levantar la detención domiciliaria de Quispe, alegando que perjudica en su trabajo como primera autoridad del departamento ya que no puede viajar a provincias para atender las necesidades de sus pobladores.

El 1 de febrero, asambleístas de La Paz denunciaron mediante sus redes sociales y en transmisión en vivo por Facebook que en el despacho de la gobernación se estaba consumiendo bebidas alcohólicas, por lo que la Policía intervino el lugar y encontró latas de cerveza y a la autoridad en presunto estado etílico.

La Justicia determinó la detención domiciliaria con derecho al trabajo y el pago de una fianza de 70.000 bolivianos. Los delitos son uso indebido de bienes y recursos públicos y obstrucción de la justicia. También se estableció la prohibición para que consuma bebidas alcohólicas bajo el riesgo de revertirán en su contra las decisiones judiciales.

CONFLICTO

Quispe fijó posición respecto al conflicto limítrofe que existe con Oruro.

El sector en conflicto se denomina Lequepampa, entre los municipios de Sica Sica, en La Paz, y Caracollo, en Oruro.

Si bien la Ley 1466 de 1993 establece que ese territorio es de La Paz, el gobernador de Oruro, Jhonny Vedia, ya propuso abrogar esa norma y que se haga una nueva delimitación.

El gobernador paceño exigió respetar la norma y que el Viceministerio de Autonomías solucione este conflicto. Expresó su predisposición al diálogo con la autoridad de Gobierno y el gobernador de Oruro. 

“Hemos esperado pacíficamente, hemos tolerado hasta el día de hoy, si no va a poder solucionar, nos vamos a declarar en bloqueo de caminos porque al fin y al cabo parece que el Viceministro se está haciendo la burla del departamento de La Paz”, dijo.

El alcalde de Sica Sica, Edwin Callisaya, denunció que el problema principal es que autoridades de Oruro no respetan la norma y acuerdos anteriores. Aseguró que autoridades paceñas se están uniendo, más allá de las diferencias ideológicas.