Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Viruela del mono: síntomas, cómo evitarla, el tratamiento y un dato que tranquiliza

La enfermedad no es nueva. Data de los años 50. 

Imagen referencial de una persona con viruela del mono, AGENCIA IP
Imagen referencial de una persona con viruela del mono, AGENCIA IP
Viruela del mono: síntomas, cómo evitarla, el tratamiento y un dato que tranquiliza

El mundo aún no sale de una pandemia y los científicos ya dan noticias poco alentadores con respecto a un nuevo mal: la viruela del mono. Bastante se está hablando de esta enfermedad. Aunque se trata de casos aislados, la alarma crece, tomando en cuenta que la infección no ha sido común en los humanos y la tendencia muestra que ya existen casos.

Pero, ¿de qué se trata? El Instituto de Salud Global de Barcelona explica lo siguiente sobre el mal que toma la atención del mundo: "La viruela del mono es una enfermedad emergente de carácter zoonótico, es decir, que puede pasar de animales a humanos. Es causada por un virus que lleva el mismo nombre y que pertenece al género Orthopoxvirus, el mismo que la viruela, la vaccinia (el virus usado como vacuna contra la viruela) o la viruela de las vacas".

Esta viruela no es nueva, sino que data de los años 50.

"Se conoce como viruela del mono porque se descubrió en el año 1958 en colonias de monos usados con fines de investigación. Se desconoce cuál es el reservorio animal del virus, aunque sí se sabe que en África roedores y primates pueden albergarlo y transmitirlo. Desde que en 1970 se identificase el primero caso en humanos en la República Democrática del Congo, se han ido registrando casos esporádicamente en diversos países centroafricanos y el oeste de África, y algún caso ocasional de carácter importado en países como Estados Unidos, Israel o el Reino Unido".

El temor sobre esta viruela creció cuando el 7 de mayo pasado, desde el Reino Unido dieron a conocer sobre un hombre infectado. Dio positivo luego de realizar un viaje a Nigeria. 

Actualmente, esta enfermedad se ha extendido a países como Gran Bretaña y Portugal, además de que también existen sospechas en Argentina, Australia, Canadá, Estados Unidos, Bélgica y Australia, entre otras naciones.

BBC Mundo ofrece algunos datos en cuanto a cómo se transmite la dolencia, cuáles son los síntomas y cómo intentar prevenirlo. A continuación, la información.

SÍNTOMAS

Inicialmente, la sintomatología es similar a la de un resfrío. La persona puede sentir fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, inflamación en los ganglios linfáticos y cansancio inisual.

No obstante, a partir del día 1 hasta el 5 luego de que se haya ido la fiebre, el infectado experimentará reacciones en la piel. Estas comenzarán en el rostro y podrían extenderse al resto del cuerpo, sobre todo, en las palmas y las plantas de los pies.

BBC Mundo explica que el período de incubación es de dos semanas.

NO HAY ASINTOMÁTICOS

La buena noticia es que la transmisión no es similar a la de COVID-19. La viruela del mono no es contagiada por personas que no tengan síntomas.

Cabe tener en cuenta, señala el medio europeo, que las ampollas en la piel atraviesan diferentes etapas hasta que se convierten en costras secas que luego se caen. La piel puede quedar con cicatrices permanentes.

COMO SE CONTAGIA

La viruela del mono se transmite mediante la saliva, las excreciones respiratorias, el contacto directo con las costras de la persona o, también, por contacto indirecto. Es decir, a través de objetos que contengan restos de fluidos corporales.

CÓMO EVITARLA

Desde el Reino Unido, los expertos recomiendan, como primera medida, el aislamiento para aquellos que cursen la dolencia. Además, sugieren evitar el contacto cercano con quienes estén infectados.

Una vez que el paciente haya vencido la enfermedad, toda su ropa, sábanas, edredones, toallas y elementos de uso personal requieren pasar por un proceso de desinfección profundo.

VIGILANCIA EN BOLIVIA

Ante la alarma por la enfermedad en distintos puntos del mundo y la existencia de un caso sospechoso en Argentina, el Ministerio de Salud de Bolivia ha instruido una vigilancia epidemiológica constante. El ministro de Salud, Jeyson Auza, confirmó el inicio de esa tarea, este lunes, en el país.

“Nosotros ya hemos instruido realizar la vigilancia epidemiológica y estar atentos por si en nuestro país se presentase cualquier caso sospechoso de esta enfermedad”, dijo Auza.

El dato alentador es que esta dolencia sería menos grave que la viruela humana y se iría sola del organismo. "En la mayoría de los casos es una enfermedad benigna y autolimitada, es decir, que se va sola. La posibilidad de complicaciones es muy baja y la mortalidad es menor aún, así que en ese sentido hay que llevar tranquilidad", dijo la infectóloga Leda Guzzi, citada por el portal Unidiversidad.

TRATAMIENTO

Guzzi explicó, en cuanto al tratamiento, que es necesario limpiar las lesiones (erupciones) con solución fisiológica. También el paciente puede tomar ibuprofeno o paracetamol, en caso de fiebre.

"Solo en los casos graves se pueden considerar antivirales como el tecovirimat o el cidofovir pero solo en situaciones muy graves como neumonía o encefalitis o sea cuadros que comprometan la vida del paciente porque por ahora son tratamientos que tienen alguna eficacia demostrada in vitro, algún estudio clínico, pero tampoco son un estándar de cuidado".