Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 05:46

Pumari: de la protesta por el litio y ser candidato de Camacho a quedar preso en Uncía

La lucha del expresidente de Comcipo comenzó hace seis años por el litio y luego al conflicto postelectoral de 2019 hasta presentarse como candidato y protagonizar una nueva movilización. 
 
Marco Pumari (d), cuando acompañó a Luis Fernando Camacho en las elecciones de 2020. EFE
Marco Pumari (d), cuando acompañó a Luis Fernando Camacho en las elecciones de 2020. EFE
Pumari: de la protesta por el litio y ser candidato de Camacho a quedar preso en Uncía

El expresidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) Marco Antonio Pumari comenzó a ser un referente como líder de las protestas en las calles y hoy se convirtió en un privado de libertad. Se encuentra recluido en Uncía.

El gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) no le perdona su participación en el conflicto postelectoral de 2019, donde la Organización de Estados Americanos (OEA) encontró serios indicios de irregularidades que llevaron a la anulación de las elecciones.

El jueves fue aprehendido en Potosí y, después de 48 horas, llevado ante un juez que determinó su detención preventiva. Su lucha comenzó hace seis años por demandas regionales, entre ellas, beneficios por el litio, logrando que, en ese entonces, el presidente Evo Morales, decida anular el contrato con una empresa alemana para la explotación de este mineral.

Ese fue el inicio de un líder que pasó a la palestra nacional durante el paro de 21 días, que llevó a la renuncia de Morales y a un nuevo gobierno con la exsenadora Jeanine Áñez hasta 2020.

En ese tiempo pasó de ser un héroe a un villano por el escándalo tras la filtración de un audio en el que pedía dinero (250 mil dólares) y el control de una entidad gubernamental (Aduana de Potosí y Oruro) para aceptar ser parte del binomio con Luis Fernando Camacho rumbo a las elecciones presidenciales.

Pumari y Camacho, líderes de Potosí y Santa Cruz, se unieron por sus coincidencias en pedidos de federalismo en el país y luego por sus intereses políticos, en busca de gobernar el país, pero no lograron el apoyo necesario a nivel nacional y el MAS ganó las elecciones de 2020 junto a Luis Arce y David Choquehuanca. Tampoco apoyaron su candidatura a gobernación y quedó en segundo lugar.

El líder potosino pasó a las bases y volvió a levantar cabeza en el paro multisectorial que logró la abrogación de la ley 1386 contra la legitimación de ganancias ilícitas. 

Esta vez no pasó desapercibido y se activó los procesos en su contra por su participación en los conflictos de 2019 y el sábado la justicia determinó su detención preventiva en la cárcel de Uncía, tras el desplazamiento sorpresivo de decenas de policías desde diferencias regiones del país hacia Potosí. 

Debe permanecer tras las rejas por seis meses, acusado por el delito de “obstaculización de procesos electorales” mientras desde la oposición aseguran que todo es parte de la persecución política que emprendió el MAS y que ya tiene en la cárcel a la expresidenta Jeanine Áñez, exautoridades y ex jefes policiales y militares por el caso denominado golpe de Estado y otros.

Pumari, de 40 años, presidió Comcipo entre 2018 y 2020 y fue candidato a la vicepresidencia por la alianza política Creemos. En las elecciones subnacionales de 2021 fue candidato a la gobernación de Potosí por Pan-Bol.