Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00

Pugna por poder: campesinos cruceños denuncian toma violenta; entran en vigilia y piden reunión

La madrugada de hoy sábado se ha desatado la violencia entre dos grupos de la Federación Única de Campesinos de Santa Cruz por el control del ente.
Representantes de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz./ Foto: RRSS
Representantes de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz./ Foto: RRSS
Pugna por poder: campesinos cruceños denuncian toma violenta; entran en vigilia y piden reunión

Se desató la violencia, con petardos y piedras de por medio, entre campesinos cruceños por el dominio de su ente federativo.

La madrugada de este sábado, la sede de la Federación Única de Campesinos del Departamento de Santa Cruz fue el epicentro de la gresca, luego de que un grupo ingresara a ese sitio e intentara llevar a cabo la toma de las instalaciones.
Esa fue la denuncia pública efectuada por Franklin Eythan Vargas, ejecutivo de esa entidad federativa.

En un video, el dirigente brindó su relato y llamó a sus pares a una reunión inmediata, pues entiende que se encuentran en estado de emergencia.

“La Federación Única Departamental ha sido tomada por gente maleante que nos ha atacado, algo de 70 personas que han venido con petardos. Hemos tratado de dialogar con la gente, pero han roto los candados y han entrado de forma arbitraria. Estamos heridos. Nos han tirado con piedras, con petardos, con todo lo que han pedido, y han tomado nuestra Federación.

Convocamos a todas nuestras organizaciones sociales, a nuestros militantes, para el día de mañana (por hoy), a una reunión de emergencia”, exclamó el dirigente.

Avisó que se atrincherarán a su Federación y que no dejarán que otros grupos los amedrenten.

“No vamos a dejar que un grupo de maleantes tome la Federación con intereses personales. Hemos hecho conocer, también, al Ministerio de Gobierno, al viceministro (Jhonny) Aguilera, a la Policía. Lamentablemente, no han mandado ni un solo policía a resguardarnos. Pedimos reunión de emergencia”. 
Hombres, mujeres y niños han pasado la madrugada de hoy en la sede, tras el episodio violento.