Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 04 de julio de 2022
  • Actualizado 20:32

Tras protesta por arribo de Evo al oriente, Gobierno ve desinformación; condenan "agresión"

Las plataformas entendieron que Morales arribaría a Santa Cruz para impulsar un comité cívico paralelo. El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, desmintió el dato.

Autoconvocados protestan en puertas de Cadepia, en Santa Cruz. Soy Federal
Autoconvocados protestan en puertas de Cadepia, en Santa Cruz. Soy Federal
Tras protesta por arribo de Evo al oriente, Gobierno ve desinformación; condenan "agresión"

Este viernes, un grupo de personas realizó “protestas violentas” en Santa Cruz para tratar de evitar que el exmandatario Evo Morales y el actual presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, llegaran al aniversario del Comité Cívico Popular de Bolivia, en instalaciones de Cadepia.

Según el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, las protestas se basaron en "desinformación", respecto a que Morales y Rodríguez arribarían al lugar y hasta habrían agredido a una periodista.

“Es importante aclarar que todas las bolivianas y bolivianos que deseen reunirse tienen la libertad de hacerlo, por tal motivo, las protestas violentas (incluso atacando periodistas) en inmediaciones de la Cadepia son injustificadas. La libertad de reunión y asociación está asegurada en nuestra Constitución Política del Estado”, señaló la autoridad.

Del Castillo, asimismo, afirmó que Morales y Rodríguez estaban a más de 500 kilómetros del lugar. “La información que tienen tales personas es errada y malintencionada. Deben aprender a vivir en democracia”, acotó.

PERIODISTA AGREDIDA

La periodista de Red Patria Nueva Jeruslava Ojeda denunció haber sido víctima de agresiones por parte de presuntas personas afines al Comité Cívico Pro Santa Cruz.

El corresponsal relató a ABI que el medio de comunicación fue invitado para la cobertura del aniversario del Comité Cívico Popular de Bolivia en instalaciones de Cadepia, ubicada entre el segundo y tercer anillo; sin embargo, cuando llegó al lugar había resguardo policial y personas simpatizantes de los cívicos protestaban en inmediaciones.

Ojeda explicó que, pese a que indicó que pertenecía a la prensa, las mujeres no la respetaron. Presentó su credencial, pero sus agresoras indicaban que era falsa y le quitaron el celular, sacándola a empujones del lugar.

“Me sacaron. No quisieron devolverme mi credencial, me quitaron el celular de la mano (…), me empezaron a jalar el cabello, de la blusa. Por detrás, una señora tenía una cuchara de palo y me empezó a pegar con eso”, indicó.

Logró recuperar su identificación laboral y celular, pero la intimidación que sufrió la dejó temblando, atemorizada, por lo que sus colegas fueron a apoyarla e incluso otros medios lograron grabar el momento del ataque. En tanto, las agresoras la acusaron de ser "masista".

“Estaba temblando, estaba asustada”, dijo. Agradeció que un colega, trabajador de Gigavisión, la resguardó para que estas personas no la sigan agrediendo. “A la otra cuadra había un grupo de personas opositoras y (decían) eso te pasa por masista, eres una vendida”, lamentó.

La actividad por el aniversario del Comité Cívico Popular de Bolivia fue suspendida por estos incidentes.

La viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, condenó estas acciones violentas en contra de los trabajadores de la prensa y manifestó su solidaridad con la periodista cruceña.

“Vengo del periodismo y expreso mi total solidaridad con la compañera Jeruslava Ojeda, víctima de agresiones mientras ejercía su labor”, escribió la autoridad en su cuenta de Twitter.

PRONUNCIAMIENTO

Ante las agresiones contantes hacia los trabajadores de los medios de comunicación estatales, principalmente en Santa Cruz, la Red de Medios Estatales emitió un comunicado rechazando esta “intimidación y agresión” ejercida por “grupos violentos”.

“La Red de Medios Estatales del Estado Plurinacional de Bolivia rechaza la intimidación y agresión de grupos violentos que arremetieron contra la periodista de la Red Patria Nueva Jeruslava Ojeda, cuando cumplía el trabajo de informar sobre protestas en inmediaciones de Cadepia, donde la prensa fue convocada para realizar la cobertura del aniversario del Comité Cívico Popular de Bolivia (Cocipobol)”, se lee en el comunicado.

Asimismo, instó a las autoridades competentes a que investiguen estos hechos de violencia y sancionen a las personas que vulneraron el ejercicio del derecho a la libertad de prensa y expresión.