Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Privadas de libertad ofrecen tejidos y artesanía para mantener a sus familias

A partir de hoy miércoles se instalan ferias en las puertas de las cárceles, hasta fines de mayo, para consolidar una reinserción social.
 
Productos ofertados en el ingreso de un recinto penitenciario. ABI
Productos ofertados en el ingreso de un recinto penitenciario. ABI
Privadas de libertad ofrecen tejidos y artesanía para mantener a sus familias

A partir de este miércoles, todas las privadas de libertad del país tienen permitido instalar ferias en el ingreso a los recintos penitenciarios para ofrecer distintos productos como tejidos y artesanías. Esto, como una forma de generar sustento para sus familias.

Con el objetivo de potencializar los centros carcelarios como centros productivos, las mujeres privadas de libertad comercializarán a partir de hoy productos que elaboran en terapias ocupacionales.

La responsable del área social de la Dirección del Régimen Penitenciario, Máxima Apaza, informó que las ferias estarán disponibles hasta fines de mayo, para consolidar una reinserción social.

Explicó que entre los trabajos que se comercializarán están: tejidos, corte y confección, peletería, artesanía, tejido a máquina, telares, en goma eva, bisutería, chocolatería, repostería, entre otros trabajos que realizan a nivel nacional.

“Contamos con la articulación del Ministerio de Educación que tiene una estructura educativa en cada centro penitenciario, continúan con su educación a la vez hay educación en técnicas para su mejor aprendizaje", indicó Apaza.

Detalló que hasta la fecha se tiene a 20.181 varones privados y 1.325 mujeres en estos centros carcelarios.

Aclaró que pese a estar en reclusión, se respeta y se garantiza sus derechos como ser al trabajo, salud, educación o a convivir con otras personas.

Manifestó que las mujeres desde estos centros “hacen todo lo posible para tener un ingreso económico en diferentes actividades técnicas” para poder mantener de alguna manera a sus hijos, por lo que invitó a la población visitar estas ferias y adquirir estos productos artesanales.