Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 07:28

Prevén reforma a Ley 004 habilitará juicios en rebeldía, Sánchez Berzaín en la mira

Lima explicó que cumplen con el estándar interamericano de protección a los derechos humanos, porque se garantiza el recurso de apelación cuando el imputado ausente vuelva al país.
 
El exministro Carlos Sánchez Berzaín. La Época
El exministro Carlos Sánchez Berzaín. La Época
Prevén reforma a Ley 004 habilitará juicios en rebeldía, Sánchez Berzaín en la mira

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional Iván Lima informó que, entre uno de los cambios a la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz, está la posibilidad de llevar adelante juicios en rebeldía y al primero que mencionó fue al exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, por “graves delitos de lesa humanidad que ha cometido en el país”.

El objetivo de la reforma que sería discutida la próxima semana en la Asamblea Legislativa, es fortalecer la lucha contra la corrupción manteniendo el carácter imprescriptible de este tipo de delitos porque el transcurso del tiempo “no puede servir de premio a los corruptos y a los que violaron derechos humanos”, indicó.

Lima explicó que cumplen con el estándar interamericano de protección a los derechos humanos, porque se garantiza el recurso de apelación cuando el imputado ausente vuelva al país.

En ese contexto aseguró que próximamente se tendrán juicios contra Arturo Murillo, Luis Fernando López y a “todos los que le han robado al país y ha cometido crímenes de lesa humanidad”.

Durante una entrevista con el canal estatal, aseguró que también cumple el estándar del debido proceso, para que no exista impunidad y permita en lo inmediato juzgar rápidamente a quienes violaron a los derechos humanos.

Explicó que otro cambio es la figura del “querellante institucional” porque con la actual ley, ni el Ministerio de Justicia ni la Procuraduría del Estado podrían presentarse como coadyuvante para apoyar algún proceso de corrupción.

Incorporarán a la figura de “testigo clave y colaborador eficaz” para investigar a organizaciones criminales, como el caso de Lava Jato de Brasil, y el testigo que entregue a la Fiscalía la prueba o evidencia del delito que se ha cometido se podrá beneficiar, inclusive, con la exclusión total de la pena.