Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:19

TSE confirma suspensión de la vocal Baptista por la comisión de “faltas graves y muy graves”

Rosario Baptista envió una carta al Secretario General de la OEA solicitando una auditoría al padrón electoral advirtiendo la presencia de una "data alterna".
Salvador Romero y la vocal Rosario Baptista. Oxigeno.bo
Salvador Romero y la vocal Rosario Baptista. Oxigeno.bo
TSE confirma suspensión de la vocal Baptista por la comisión de “faltas graves y muy graves”

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, confirmó hoy que la vocal Rosario Baptista fue suspendida con goce de haberes por la comisión de “faltas graves y muy graves”.

“Respecto a la colega Rosario Baptista, el TSE lleva adelante un proceso disciplinario por faltas graves y muy graves. Este proceso continúa su curso con regularidad y no me puedo pronunciar respecto a los detalles”, afirmó Romero en conferencia de prensa.

Romero, en ese sentido, reiteró que la vocal Baptista “se encuentra suspendida con goce de haberes”. “Es una decisión que se asumió, se abrió el proceso por faltas graves y muy graves”

“En el caso de las faltas graves es por no haber brindado la información que se le solicitó y las muy graves por no haber aceptado algunos de los principios de funcionamiento del Órgano Electoral”, aseveró.

Agregó que el trámite del proceso puede ser “más corto o más largo” dependiendo de que se presenten o no “incidencias jurídicas en el transcurso del proceso”.

El pasado lunes se conoció que la Sala Plena del TSE determinó suspender e iniciar un proceso disciplinario a la vocal Rosario Baptista, quien había pedido a la Organización de Estados Americanos (OEA) la realización de una auditoría al padrón electoral y hasta investigar la posible presencia de una “data alterna” en las últimas elecciones generales de octubre del 2020.

La resolución señala que Baptista está procesada por “la supuesta no atención y entrega oportuna de la información que le fue requerida reiteradamente y por el también supuesto incumplimiento de los principios del Órgano Electoral Plurinacional y la acción u omisión contrarias a sus funciones, atribuciones y obligaciones”.

En detalle, el documento señala que la vocal habría incumplido los numerales 1 y 2 del artículo 90, además de los artículos 1 y 2 del artículo 91 de la Ley 018 del Órgano Electoral.

El pasado 5 de noviembre, Rosario Baptista, envió una carta al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) solicitándole la realización de una auditoría al padrón electoral y hasta investigar la posible presencia de una “data alterna” en las elecciones de octubre de 2020.

La vocal del TSE, en la misiva, señaló que la auditoría tendría que investigar la posible existencia de una "data alterna", "un bloque de data alterno, técnicamente reservado, con acceso privilegiado, restringido y secreto, fuera del alcance de quienes hasta ahora verificaron la integridad de este padrón y en esta y otras elecciones pudieran haber inducido y condicionado su resultado final".

La misiva dirigida a la OEA también especificó que se haga una "contrastación del registro biométrico y las nuevas impresiones dactilares tomadas en las listas índice de elecciones que sufragaron en las elecciones recientes".

En ese sentido, Baptista incluso señaló que por diversos aspectos el proceso electoral no cumplió con las “condiciones necesarias que deben manifestarse en una elección democrática”.

Un día después, la misma vocal envió otra carta a la OEA en la que aclaró que su pedido para realizar una auditoría al padrón electoral no significa que ella cuestione los resultados de las elecciones generales del pasado 18 de octubre, que dieron el triunfo a Luis Arce (MAS) con el 55,10% de los votos.

En la nueva misiva enviada a Luis Almagro, secretario general de la OEA, Baptista aseguró que “la solicitud presentada a su institución no cuestiona específicamente el resultado del proceso electoral del 18 de octubre del 2020. Más bien cumple el propósito de avanzar hacia la consolidación de nuestro sistema democrático y recuperar la confianza de los bolivianos en sus instituciones”.