Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de enero de 2021
  • Actualizado 00:34

Presidente pide ‘aguantar’ por dos meses y CC urge ‘pausa electoral’

La aplicación de las pruebas antígeno nasal para detectar el coronavirus COVID-19 al personal de salud está en curso. Expertos creen que el Gobierno debe enfocarse también en el tratamiento.
Personal de salud aplica la prueba de antígeno nasal en La Paz. APG
Personal de salud aplica la prueba de antígeno nasal en La Paz. APG
Presidente pide ‘aguantar’ por dos meses y CC urge ‘pausa electoral’

Mientras el presidente Luis Arce pide a la población “aguantar” hasta que lleguen las vacunas y estar consciente de que para esto aún falta unos dos meses, se suma un nuevo pedido de “pausa electoral” y otras medidas para su aplicación. 

Y es que Bolivia sigue subiendo en la cantidad de casos. Ayer se registraron 2.057 y 39 personas fallecidas. El total de contagios alcanza a 178.818.

El Gobierno concretó ayer la dotación de 5 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford contra el coronavirus COVID-19, que llegarán al país en abril. Firmó un contrato con el Instituto Serum, de la India.

Arce explicó que “hay un período que lamentablemente no vamos a contar con la suficiente cantidad de vacunas” por lo que se debe reforzar las medidas de bioseguridad.

“Hay que aguantar, hay que fortalecer y reforzar las medidas preventivas contra el coronavirus”, manifestó, según ERBOL.

Además instó a la población a ser muy cauta y absolutamente responsable con la salud propia y del resto de los bolivianos.

PEDIDO

La alianza Comunidad Ciudadana (CC) planteó un diálogo con el Gobierno y otros sectores para encarar acciones orientadas a frenar contagios, además de la suspensión temporal de los comicios subnacionales del 7 de marzo y la dotación de un bono para los galenos.

La propuesta se encuentra contemplada en un documento denominado “Pacto nacional por la salud del pueblo boliviano” ante la escalada de casos que dejó la pandemia en una segunda ola.

“Es urgente un diálogo abierto, responsable y despolitizado, entre el gobierno, los especialistas en salud y los sectores económicos, para considerar la implementación de una cuarentena rígida o de medidas de restricción ya demandada por organizaciones de salud del país, que no limiten la actividad económica, pero que obliguen a disminuir aglomeraciones”, se lee en el punto 10 del documento.

El presidente de la alianza opositora, Carlos Mesa, explicó que debe haber un debate “urgente” con distintos sectores, en función a los criterios científicos y médicos. También ratificó la posición de su frente político para que se pueda transparentar la información sobre las vacunas, así como el presupuesto asignado para su compra y distribución.

LAS VACUNAS

A finales del año pasado, se garantizó el abastecimiento de 5.2 millones de dosis del fármaco ruso Sputnik V y se espera que Bolivia reciba unas 3 millones de vacunas a través del mecanismo Covax, reportó ABI.

El Presidente garantizó así alcanzar al 100% de la población vacunable.

Con esto, el país suma más de 13 millones de vacunas que alcanzarán a 6.5 millones de personas toda vez que cada una debe recibir dos dosis para su inmunización.

Está previsto que entre marzo, abril y mayo lleguen los primeros lotes. Hasta fines de este mes se espera el envío de aproximadamente 6 mil dosis que serán aplicadas a la población más vulnerable. 

Entre tanto, el personal de salud accederá de inmediato a pruebas de antígeno nasal gracias a un convenio entre el Gobierno, la Gobernación de La Paz y la Caja Nacional de Salud (CNS) con el fin de no tener interrupciones en la atención de pacientes COVID, informó la viceministra de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud, Alejandra Hidalgo.

El exjefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, dijo, según Urgente.bo, que el primordial problema que debe ser tratado por el Gobierno es la falta de personal de salud así como tener centros de aislamientos y trabajar en la prevención y el tratamiento.