Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 03 de junio de 2020
  • Actualizado 21:50

Presidenta Áñez abroga el decreto que daba inmunidad a militares

La primera Mandataria del país hizo oficial la abrogación del DS 4078, como parte de los “acuerdos alcanzados” con las organizaciones sociales hace cinco días.

La presidenta, Áñez (i), y el ministro de Gobierno, Murillo, en conferencia de prensa. ABI
La presidenta, Áñez (i), y el ministro de Gobierno, Murillo, en conferencia de prensa. ABI
Presidenta Áñez abroga el decreto que daba inmunidad a militares

El decreto que otorgaba inmunidad penal a militares en Bolivia fue derogado ayer tras considerar el Gobierno interino que el país logró “la ansiada pacificación”. El DS 4078 eximía a a los efectivos de las Fuerzas Armadas (FFAA) de responsabilidad penal cuando actuaban en legítima defensa durante movilizaciones de los conflictos sociales.

“Esta determinación ha sido tomada en consideración a que gracias a Dios y la comprensión de todos los sectores del país hemos logrado la ansiada pacificación. El DS 4078 es un recurso constitucional que los gobiernos tienen a su disposición cuando la seguridad del Estado o de la ciudadanía se sienta amenazada por acciones de violencia, que ponen en peligro la estabilidad del país y la vida de los ciudadanos”, dijo Áñez.

Agregó que la abrogación responde al acuerdo que el Gobierno firmó el domingo con las organizaciones sociales afines al MAS y al levantamiento de las movilizaciones y conflictos sociales, que, tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, en dos semanas dejaron un saldo de 31 muertos; dichos decesos se sumaron a los tres que ocurrieron en las movilizaciones en pedido de la anulación de las elecciones nacionales.

La Mandataria interina se refirió expresamente a lo que calificó como “días de terror” en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, donde aseguró que estuvo en peligro la vida de más de 250.000 personas en lo que pudo ser “una tragedia de dimensiones devastadoras” en una planta de hidrocarburos.

Al menos 10 civiles murieron por disparos tras un operativo militar y policial el pasado 19 de noviembre en esta ciudad de cerca de un millón de habitantes cuando grupos de manifestantes contrarios al Gobierno de Áñez se concentraban ante la planta de Senkata.

Áñez agradeció a las Fuerzas Armadas (FFAA) de Bolivia, a nombre de la democracia, por su “decidida y oportuna participación que evitó mayores actitudes de vandalismos y confrontación”.

“Nos toca llegar al momento histórico de la reconciliación”, concluyó la Presidenta.

FISCALÍA PIDE INFORMES El fiscal departamental de La Paz, William Alave, dijo ayer que se solicitó información a las Fuerzas Armadas y a la Policía sobre las armas o equipos que emplearon en el operativo policial-militar del 19 de noviembre, para escoltar cisternas con combustible desde la planta de Senkata hacia la sede de Gobierno.

“Estamos pidiendo información a las FFAA y la Policía (acerca de) qué armamento se utilizó el día del operativo e intento de toma (de) la planta de hidrocarburos de Senkata”, indicó a los periodistas.

Alave manifestó que en la investigación preliminar logró establecer que las mismas “no son armas de reglamento”.

a sido tomada en consideración a que gracias a Dios y a la compresión de todos los sectores del país hemos logrado la ansiada pacificación", dijo en conferencia de prensa en Palacio Quemado de La Paz.