Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:01

Planificación advierte que gestión de Áñez no presentó informes de transparencia económica

La presidenta Jeanine Añez acompañada por su gabinete durante una conferencia de prensa. APG
La expresidenta Jeanine Añez acompañada por su gabinete durante una conferencia de prensa. APG
Planificación advierte que gestión de Áñez no presentó informes de transparencia económica

La Ministra de Planificación del Desarrollo, Gabriela Mendoza, a tiempo de presentar el primer informe de Objetivos de Desarrollo Sostenible ante las Naciones Unidas, elaborado por su cartera de Estado, advirtió que las cifras económicas de la gestión pasada no fueron presentadas durante el gobierno de Jeanine Áñez.

La Ministra de Planificación del Desarrollo resaltó que la presentación del reporte estaba programada para la gestión 2020 mediante el cual el gobierno de Áñez tuvo la posibilidad de transparentar las cifras oficiales en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sin embargo dicho informe no fue redactado.

El este primer reporte que hace el país, se exponen los resultados de la implementación y el progreso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el Estado Plurinacional de Bolivia, producto de la implementación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo boliviano, según detalla una nota de prensa del Ministerio.

En el informe se destaca el avance en los indicadores en el período de 2016 a 2019; tal es el caso de la pobreza moderada que, según el reporte, registró una disminución de 43% a 37.2%; por su parte la pobreza extrema registró un descenso desde un 19% a 12.9% el mismo período.

Ambos indicadores se deterioraron durante la pasada gestión, la pobreza moderada se incremento a 38.9% y la pobreza extrema a 13.6%.

La desigualdad medida por el Índice de Gini disminuyó de 0.46 a 0.42 hasta 2019 y en la gestión 2020 se registró un incremento de la desigualdad a 0.45.

El Informe Nacional Voluntario presentado ante las Naciones Unidas expone en un escenario económico después de la caída más profunda del PIB, con una contracción de 8.8% al 2020, la más alta en los últimos 67 años; asimismo, con un déficit fiscal de 12.2%.