Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de enero de 2020
  • Actualizado 18:22

Piden modificar Ley 1173 para no favorecer a agresores

Protestas en las afueras del TSE, en La Paz. VOCES LIBRES
Protestas en las afueras del TSE, en La Paz. VOCES LIBRES
Piden modificar Ley 1173 para no favorecer a agresores

Familiares de víctimas de feminicidios, infanticidios y violencia machista reclamaron y demandaron a la Asamblea Legislativa que modifique de manera urgente la ley 1173, debido a que consideran que  favorece a feminicidas y violentos.

“Señora Eva Copa, está en sus manos para que esta ley se modifique de manera inmediata”, pidió Carla Ballón, una de las activistas que se movilizó en Cochabamba, en el marco de una manifestación que era de carácter nacional.

Los familiares de casos de femicidios realizaron un plantón al frente de los juzgados en Cochabamba reclamando en contra de los casos de violencia machista y por la modificación de la citada normativa, reportó radio Pío XII de la Red ERBOL. 

En ese marco anunciaron que iniciarán vigilias también en la sede del Legislativo en La Paz así como en otras dependencias. 

“¡Quiero justicia, esa ley 1173 queremos que cambien. Pedimos justicia, que no salgan de la cárcel. Esos asesinos, malditos, desgraciados!”, clamó entre indignación y lágrimas D. M., una mujer y madre de una niña asesinada.

La Ley 1173, promulgada en mayo de 2019, es criticada porque facilitaría la liberación de personas acusadas de delitos, con límites a la detención preventiva y otras medidas.

Darinka Sánchez, experta y activista, consideró que “hay una ola de feminicidios porque el mensaje que se está mandando con la ley 1173 es que hay impunidad, que la muerte de mujeres y niños no tiene castigo”.

En ese marco, reflexionó que son generaciones y familias enteras que están siendo destrozadas en Bolivia y que las secuelas del feminicidio están yendo mucho más allá de lo que la gente está pensando.

Sánchez observó que quienes son condenados a 30 años no se van a quedar en el país e incluso hay el riesgo de que se venguen de sus víctimas o familiares. En este último aspecto, mencionó un caso de la población de Punata donde un hombre  fue a “rematar” a su víctima a la que inicialmente había intentado matar.

La activista asimismo hizo notar que el pasado año quedaron 131 huérfanos de feminicidio de los que el Estado ni nadie se está encargando.

Señaló que esos infantes “crecen con odio y amargura ante una madre asesinada y con un padre encarcelado o que se ha suicidado”.

Añez presentó proyecto

En la misma línea, la presidenta Jeanine Añez ya ha enviado al Legislativo un proyecto de Ley para modificar la Ley 1173, con el objetivo de que no se beneficie a personas acusadas de violencia.    

Añez hizo referencia al informe de una Fundación y manifestó que cada día, cuatro a cinco agresores acusados por violencia intrafamiliar, violación, feminicidio son beneficiados desde que esta Ley está en vigencia.