Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 16:30

ALGUNOS BARRIOS VUELVEN A ARMAR BARRICADAS

Persiste cerco a la ciudad; hay alerta por la marcha cocalera

La Dirección de Educación instruyó no retornar a clases. La Policía y el Ejército coordinan acciones para evitar destrozos y violencia.
Vehículos de transporte público circulan en medio de restos dejados por bloqueos. Ayar Wari
Vehículos de transporte público circulan en medio de restos dejados por bloqueos. Ayar Wari
Persiste cerco a la ciudad; hay alerta por la marcha cocalera

Después de levantar el paro cívico de 21 días en defensa del voto, Cochabamba amaneció ayer cercada por los bloqueos instalados en las carreteras a oriente y occidente por cocaleros y campesinos que exigen el retorno del expresidente Evo Morales.

Los afiliados de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba bloquean Parotani, en la vía que une Cochabamba con occidente, en rechazo a la renuncia de Morales y a la sucesión presidencial de Jeanine Añez (UD), reportó ANF.

El ejecutivo de esa organización, Johnny Pardo, informó que la medida se cumple por un instructivo de su organización nacional que establece efectuar un bloqueo general indefinido de caminos. Las dos carreteras a Santa Cruz también están cerradas.

"Nosotros no estamos conformes con el golpe de Estado cívico y político que le dieron al hermano Evo Morales y tampoco estamos de acuerdo con el autonombramiento de la senadora Añez".

Afirmó que desconocen a Añez como Presidenta del país porque no representa a todos los bolivianos.

Si bien el paro cívico fue levantado y las calles amanecieron más transitables, en varios lugares aún quedaban restos de las barricadas armadas por los vecinos. Fue un día de aparente normalidad, donde se abrieron negocios, parte del transporte público volvió a prestar servicio y la Dirección Departamental de Educación instruyó el retorno a clases para hoy, al igual que la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).

Sin embargo, la alerta y la incertidumbre regresó por la noche ante la marcha de cocaleros del Chapare y las clases fueron suspendidas nuevamente.

Altos jefes del Ejército y la Policía informaron que delinearon acciones para evitar que se destruya el bien público, pidieron calma y evitar la violencia. 

La Resistencia pidió a los vecinos estar alerta ante posibles disturbios.