Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 03:44

Periodistas de Bolivia ratifican ante la CIDH las denuncias de agresión a la prensa en 2019

El GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibió a los comunicadores bolivianos que fueron víctimas de agresiones físicas y psicológicas durante el 1 de septiembre y 31 de diciembre del 2019, antes y después de las elecciones generales.
Periodistas bolivianos, tras la reunión en Sucre. FSTPC
Periodistas bolivianos, tras la reunión en Sucre. FSTPC
Periodistas de Bolivia ratifican ante la CIDH las denuncias de agresión a la prensa en 2019

 Miembros de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (CSTPB) ratificaron hoy, ante una comisión de la CIDH, las denuncias de agresiones contra periodistas en varias ciudades de Bolivia, después de las fallidas elecciones presidenciales de 2019 que derivaron en un grave conflicto.

El GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibió este lunes 1 de marzo en audiencia, en Sucre, a los comunicadores bolivianos que fueron víctimas de agresiones físicas y psicológicas durante el 1 de septiembre y 31 de diciembre del 2019, antes y después de las elecciones generales.

Parte de esta comitiva fue la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba (FSTPC), que fue la primera en denunciar los abusos ocurridos en 2019. La CSTPB, presidida por su ejecutivo, Jorge Ábrego, y asesorada por el constitucionalista Marco Baldivieso, presentó formalmente esta jornada la denuncia por la vulneración de los derechos a la libertad de expresión y al trabajo de los informadores del país. "La Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia es una entidad independiente de cualquier tendencia política, partidaria o religiosa, tal cual reza en nuestra declaración de principios, motivo fundamental para plantear a sus autoridades puedan recomendar al Estado boliviano una investigación exhaustiva e imparcial de varios hechos que fueron en contra de la libertad de prensa, información y de derecho al trabajo de los trabajadores de la prensa de Bolivia", pidió Ábrego.

La denuncia fue aceptada por los expertos internacionales y, tras abrir el expediente de investigación, será el turno de las audiencias de declaración de las víctimas. La comisión ya emitió una primera medida cautelar recomendando al Gobierno boliviano que brinde protección con guardias policiales de custodia a dos de los periodistas víctimas de las agresiones que se denuncian.

La denuncia documentada fue inicialmente presentada por la FSTPC a la comisión en una primera visita en 2020 para que sea revisada en busca de la verdad de los hechos. La intención, ahora, de los dirigentes de la Confederación de la Prensa de Bolivia es revertir los malos tratos constantes que sufren los comunicadores y la vulneración de derechos fundamentales en el ejercicio de sus actividades. Se pretende que la Comisión emita una segunda medida cautelar para que el Gobierno nacional inicie una campaña de no agresión y de pacificación de los ciudadanos hacia el trabajo de la prensa.

La CSTPB también se reunió en Sucre para llevar adelante su ampliado nacional, en el que sus miembros acordaron gestionar el reconocimiento legal del Estado y ratificaron la expulsión del exdirigente Héctor Aguilar. "Nuestro ampliado nacional fue realizado para fortalecer nuestros principios orgánicos, así como para desmentir a quienes se atribuyen la representatividad nacional de nuestro gremio. Estas personas su momento fueron expulsadas con ignominia de nuestra ente matriz, por haber transgredido y pisoteado los estatutos que nos regulan", explicó Ábrego