Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 16 de mayo de 2021
  • Actualizado 08:16

CON UN PEDIDO “CLAMOROSO”

Periodistas en alerta máxima por vacuna contra la COVID-19

Algunos trabajadores de la prensa cruceños pidieron a los directores de medios de comunicación que se adhieran al pedido con un censo para saber cuántas dosis se requieren.
Trabajadores de la prensa en coberturas locales.  NOÉ PORTUGAL
Trabajadores de la prensa en coberturas locales. NOÉ PORTUGAL
Periodistas en alerta máxima por vacuna contra la COVID-19

Periodistas que realizan la cobertura diaria de noticias comenzaron a unir voces y se declararon en estado de alerta con el pedido al Gobierno de vacunas contra la COVID-19, tras el fallecimiento de profesionales en ejercicio en las ciudades de Santa Cruz de la Sierra, La Paz y Cochabamba.

En Santa Cruz, la Asociación de Periodistas, la Asociación de la Prensa Independiente y trabajadores de base, y en La Paz un sector de reporteros de medios de información, publicaron mensajes con el pedido de atención oportuna con vacunas.

“Recordamos que se trata del tercer pronunciamiento que emitimos desde que se inició la pandemia… en un pedido clamoroso que expresa el mismo sentimiento: No nos dejen morir a fin de que nuestro trabajo sea tomado en cuenta por ser la libertad de expresión y de información, uno de los principales baluartes de la democracia”, señala un comunicado fechado el 12 de febrero, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

“Estamos hablando del bien jurídico más preciado que tenemos: la vida, y por esa razón nos declaramos en estado de alerta hasta conseguir que las autoridades tomen en cuenta nuestro pedido”.

EL LLAMADO DE LA ANP El pasado 19 de enero, la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), que representa a los medios impresos de Bolivia, pidió al Gobierno y sectores sociales el respeto al derecho de los ciudadanos a acceder a información y a preservar la vida en medio de la pandemia.

La ANP pidió el respeto y preservación del derecho ciudadano a ser informado, con énfasis en el cuidado de la salud de lectores, periodistas, de los profesionales de la salud y el personal de la seguridad pública.

Pese al llamado, algunos sectores políticos continúan con masivas concentraciones de personas, donde se ha evidenciado que no se respetan las medidas de bioseguridad como el distanciamiento social y el uso del barbijo, prosiguen las conferencias de prensa con gran cantidad de asistentes en el Poder Ejecutivo, y otras entidades.

Es habitual el llamado de instituciones estatales a desayunos trabajo y otras actividades donde se reúnen varias personas y quiebran el permanente llamado de autoridades de salud para conservar el distanciamiento social.