Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 11:20

Periódico español relaciona al hijo de Luis Arce con empresa rusa que quiere explotar litio

El diario español, como contraparte, habló con Marcelo Arce y éste negó que tenga algún tipo de influencia en las contrataciones y aseguró que todo el proceso se está llevando conforme a ley y bajo la supervisión de las autoridades competentes.
El litio en el Salar de Uyuni.
El litio en el Salar de Uyuni.
Periódico español relaciona al hijo de Luis Arce con empresa rusa que quiere explotar litio

El periódico El País de España, en una nota publicada el pasado martes en su sección internacional relaciona al hijo del presidente Luis Arce con una empresa rusa que busca ser elegida para el proyecto de extracción de litio del salar de Uyuni.

Según la periodista Isabella Cota, Luis Marcelo Arce Mosqueira, hijo de Arce, fue fotografiado con ejecutivos de la empresa estatal rural Uranium One, una de las ocho firmas que busca adjudicarse la extracción de litio boliviano, cuyos resultados serán dados a conocer la próxima semana.

"Una fotografía en la que el hijo del presidente, Luis Marcelo Arce Mosqueira, posa junto a dos ejecutivos de la empresa estatal rusa Uranium One, una de las ocho seleccionadas, circula por chats entre miembros del sector, impulsando rumores de que se negocian acuerdos por fuera del proceso piloto", señala.

Entre las empresas que compiten por trabajar en el salar, cuatro son chinas, una estadounidense y Uranium One Group, la firma rusa.

Para El País, crece la idea de que el Gobierno del presidente Luis Arce favorecerá a empresas rusas en su adjudicación de los contratos de explotación de litio.

El diario español, como contraparte, habló con Marcelo Arce y éste negó que tenga algún tipo de influencia en las contrataciones y aseguró que todo el proceso se está llevando conforme a ley y bajo la supervisión de las autoridades competentes.

Uranium One Group es parte del grupo Rosatom, corporación rusa que construyó un centro nuclear en la ciudad de El Alto bajo un crédito que asciende a 300 millones de dólares.