Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 13 de junio de 2021
  • Actualizado 03:16

Peleas: buscan suspensión de 6 a 12 meses por “perder el decoro”

Los parlamentarios, que se quedan sin salario en ese tiempo, se contradicen por lo sucedido en la Asamblea. Denuncian discriminación, racismo y reincidencia. 

La pelea entre los parlamentarios en el hemiciclo de la Cámara de Diputados. APG
La pelea entre los parlamentarios en el hemiciclo de la Cámara de Diputados. APG
Peleas: buscan suspensión de 6 a 12 meses por “perder el decoro”

Tras las peleas entre parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) y Creemos, durante la sesión de interpelación al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, por la detención de la expresidenta Jeanine Áñez, se activan denuncias ante la Comisión de Ética, en busca de una sanción disciplinaria.

El reglamento de la Asamblea Legislativa Plurinacional establece la suspensión de entre 6 y 12 meses sin remuneración por “perder el decoro”. Se considera una falta gravísima protagonizar hechos de violencia. 

La pelea fue protagonizada por el senador de Creemos Henry Montero y la diputada de la misma organización política Tatiana Áñez y los diputados del MAS Gloria Callisaya y Antonio Colque.

Miembros del oficialismo y la oposición se contradicen sobre lo que pasó el martes en el hemiciclo y alertan por los hechos de violencia asegurando que hubo discriminación, racismo y reincidencia.

El artículo 7 de la norma se refiere a la conducta que “atente contra el decoro de la Cámara de Diputados” y establece que participar en hechos ofensivos y realizar acciones agresivas o violentas en los recintos de la Asamblea o en lugares públicos es una falta gravísima.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, observó, citado por ABI, que legisladores de oposición desconozcan el reglamento en cuanto a los actos de interpelación.

“Los interpelantes y el interpelado son los únicos que pueden hacer uso de la palabra en este proceso. Los interpelantes inicialmente tienen 30 minutos para argumentar las preguntas que han formulado y, acto seguido, tiene el tiempo necesario el interpelado, en este caso el Ministro de Gobierno, para poder responder sobre las preguntas y sobre los argumentos de los interpelantes”, explicó.

Resaltó que los legisladores de la oposición insistían en pedir la palabra durante la intervención del ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, situación que no está establecida en el reglamento.

Esta situación generó los primeros altercados entre opositores y oficialistas, opositores que interrumpían la exposición de la autoridad interpelada con gritos e insultos, y oficialistas solicitando que lo dejen continuar.

Mamani, a tiempo de lamentar los hechos de violencia, pidió disculpas a la población en nombre de sus colegas.

ACUSACIONES

Diputados del oficialismo denunciaron, según ABI, que los legisladores de la bancada de Creemos, desde su posesión, reproducen al interior de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) el lenguaje discriminatorio y agresivo de su jefe político, Fernando Camacho.

“Queremos denunciar que el Movimiento Al Socialismo ha sufrido, desde el inicio de la gestión legislativa, discriminación de parte de algunos diputados y diputadas de la derecha, como siempre manejan el argumento de levanta manos, incapaces y sumisos, términos que usan en todas las sesiones”, mencionó el diputado Jhonny Pardo.

Apuntó como a uno de los principales incitadores a la violencia al jefe de bancada de Creemos, Erwin Bazán.

“El señor Bazán es el que ha insultado y nos acusó de defensores de los narcotraficantes y los corruptos, en ese sentido se generó una reacción”, puntualizó.

Por su parte, su colega Héctor Arce fue más preciso al mencionar que los legisladores de Creemos trasladaron el accionar violento de su jefe político al legislativo.    

“Lo que hacen constantemente es provocar e insultar y luego se hacen a las víctimas”, denunció.

Para la alianza opositora Creemos, el diputado del MAS, Antonio Gabriel Colque, fue quien inició la pelea y que el senador Henry Montero solo respondió a una agresión.

Bazán, aseguró, según ERBOL, que su colega fue agredido “cobardemente” por tres diputados del MAS y dijo que su bancada no cuenta con las garantías para realizar su trabajo. Ante esta situación, anunció se presentarán cuatro denuncias ante la Comisión de Ética.

“Lo que sucedió ayer es culpa del Ministro de Gobierno que vino a azuzar a los parlamentarios del MAS para que nos agredan ya que trajo a hordas fuera de la Cámara de Diputados para eso”, denunció y dijo que los movilizados pertenecen a la agrupación Columna Sur, afín al partido oficialista.

Dijo también que, en marzo de este año, en una sesión, Colque intentó agredirlo y junto a otro asambleísta lo empujó, por lo que es reincidente en su comportamiento basado en la violencia.

PERDÓN

Entre tanto, el curaj mallku de los ayllus del Norte Potosí, Sebastián Felipez, salió en defensa del diputado oficialista y dijo que hubo discriminación por lo que hoy tendrán una reunión para analizar las acciones contra el legislador. Exigen que vaya a su región a disculparse. 

“Yo voy a defender siempre a mi representante, a mi diputado, que no peleen así, que no me lo peguen así, porque se ve que además no le han pegado ‘solo a solo’, le han huayqueado”, dijo.

Aseguró que, como es representante del Norte Potosí, no lo dejarán solo ni permitirán que se lo toque.

“Los q’aras, los cuellos blancos, nunca quieren dejarnos, siempre nos humillan a la pobre gente campesina”, afirmó.

El diputado Colque, que en principio, según su colega Pedro Coro, fue internado en un hospital por la agresión, sin embargo uno de sus asesores aclaró que fue a realizarse una prueba forense. 

Por su parte la diputada Áñez indicó a Urgente.bo que ya presentó su denuncia ante la Comisión de Ética y adjuntó su certificado médico forense que le da tres días de impedimento. Pidió su suspensión por agresión física.