Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 16:00

EN MONTERO DAN PLAZO DE 48 HORAS PARA ABRIR CENTRO MÉDICO

La Paz va a la huelga y Oruro está en apronte por desatención del Gobierno

Cinco miembros del Sindicato de Ramas Médicas de La Paz (Sirmes) están en ayuno en el Hospital de Clínicas con varios pedidos de tipo laboral y de lucha contra el coronavirus. Por otro lado, el gobernador orureño, Zenón Pizarro, expresó su molestia por el incumplimiento de compromisos para la dotación de insumos.

Un grupo de personas al salir de la cuarentena en La Paz. APG
Un grupo de personas al salir de la cuarentena en La Paz. APG
La Paz va a la huelga y Oruro está en apronte por desatención del Gobierno

En los departamentos de La Paz y Oruro existe malestar por la desatención y la falta de cumplimiento de compromisos del Gobierno. Otro frente de conflicto está en municipio de Montero, en el departamento de Santa Cruz, donde dieron un plazo de 48 horas para la atención de sus demandas, frente a la pandemia del coronavirus COVID-19.

El Sindicato de Ramas Médicas de La Paz (Sirmes) instaló ayer un piquete de huelga de hambre, de inició con cinco personas, en el Hospital de Clínicas con varios pedidos de tipo laboral y de lucha contra el coronavirus.

“Requerimos ítems, bioseguridad, (ingresar a) la Ley General del Trabajo, ser declarados sector estratégico, de otra manera los recursos humanos que tenemos no van a ser suficientes”, dijo Fernando Romero, ejecutivo del Sirmes, según ERBOL.

El dirigente también pidió que haya una reunión de urgencia con el gobernador Félix Patzi y el Director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), para desarrollar un plan para el departamento de La Paz.

Dijo que cada día están llegando a centros médicos más pacientes con coronavirus, y que al no tener los ítems se está “exponiendo la población de La Paz a un desastre similar al que está pasando en Trinidad y en Santa Cruz”.

Advirtió que cada día se sumarán piquetes de huelga si es que no se escucha los pedidos.

Por otro lado, el director del SEDES, René Sahonero, lamentó la medida de presión y dijo que no se puede estar bajo imposiciones. Aseveró que los ítems se repartirán bajo un criterio técnico y no político.

Sahonero alertó que el dirigente sindical que impulsa las protestas también se podría convertir en un medio de contagio “porque con mandil entra y sale de los hospitales”.

En los últimos días se generó controversia, porque se conoció que se están habilitando 310 ítems para La Paz y, si bien el Gobernador anunció que se repartirían por méritos, el Sirmes exige que la designación se haga de manera rápida sin mayores procesos que pueden demorar la atención de salud.

La Paz también está en riesgo de quedarse sin pruebas tras la paralización de la compra por el caso respiradores. Son unos 200.000 tests para La Paz y El Alto que debían ser adquiridas por la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM), pero los líos de una presunta corrupción y sobreprecio en la compra de 170 equipos impidió continuar con el proceso de adquisición. Así lo hizo conocer el alcalde, Luis Revilla.

MOLESTIA El gobernador de Oruro, Zenón Pizarro, junto al presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Edson Oczachoque, expresó que están muy molestos debido a que el Gobierno no cumple con sus compromisos de dotar reactivos para testeo de COVID-19 e insumos de bioseguridad, por lo cual advirtió con tomar acciones al respecto.

“Estamos muy molestos como autoridades departamentales por este incumplimiento. No se está priorizando a Oruro y eso es lo que más nos molesta, más al contrario se sigue priorizando a otros departamentos”, reclamó el Gobernador.

Según Pizarro, el compromiso del Gobierno era que hasta el 22 de mayo lleguen los reactivos para el laboratorio GeneXpert, pero no se cumplió. Asimismo, dijo que tampoco llegó la dotación de bioseguridad comprometida

Dijo que Oruro merece respeto, pero está siendo tratado como un departamento que no tiene importancia.

“Hemos sido muy pacientes, muy tranquilos hemos esperado, hemos entendido que en el mundo faltaban estos reactivos, pero creo que ya Oruro pues también tiene límites”, aseveró.

Explicó que esta es una posición departamental, puesto que fue compartida en la reunión del Comité de Emergencias realizada el fin de semana, donde además se pidió la presencia de la Ministra de Salud para que explique por qué se deja a Oruro “siempre a un lado”.

No descartó llamar a reunión a más autoridades de Oruro para tomar decisiones.

“Oruro determinará algunas acciones en su momento, porque ya no podemos esperar más, por eso pedimos a la Ministra de Salud que cumpla estos compromisos con el departamento de Oruro, especialmente con los reactivos para nuestro equipo GeneXpert que ya lo tenemos y también pedimos que se agilice la implementación del laboratorio PCR en Oruro”, indicó.

Recordó que la Gobernación ya cumplió con el 100% de su parte, que corresponde a los ambientes para instalaciones de laboratorio.

De su parte, el presidente de la Asamblea Departamental manifestó que Oruro cumple con la palabra empeñada, pero al parecer no es así con el nivel central del Estado.

“Hasta la fecha no tenemos los reactivos y vemos que Salud está trabajando a ciegas, porque no tenemos certeza real de cuántos positivos tenemos en el departamento”, agregó.

UN PLAZO Entre tanto, ayer se realizó una protesta en el hospital de tercer nivel de Montero que hasta ahora no funciona. Los vecinos y dirigentes emitieron un voto resolutivo en el que le dan un plazo de 48 horas al Gobierno para habilitar el centro médico y la atención de pacientes con coronavirus COVID-19. Recordaron que el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, se comprometió hace una semana al funcionamiento de este centro médico y la dotación de recursos humanos.