Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 17:03

La Paz en silencio y sin movimiento, la inusual imagen de la sede de Gobierno

La Paz en silencio y sin movimiento, la inusual imagen de la sede de Gobierno

Un silencioso vacío cubre La Paz cuando cae la noche y empiezan las horas en que más se siente la cuarentena decretada por el Gobierno interino de Bolivia, con la que la ciudad boliviana se suma a las imágenes de calles sin gente, ni autos, ni ruido de otras urbes del mundo en el combate contra el COVID-19.

La sede de Gobierno y el Parlamento bolivianos se convierte en una ciudad vacía a partir de las cinco de la tarde hora local, con las últimas personas que se ven por sus calles apuradas para agarrar de regreso a sus casas algún transporte público aún rezagado.

63d03c655b79c3c8c6539bfc29d26491f3774afew

LA POLICÍA AYUDA A LOS REZAGADOS

Incluso la Policía Boliviana tiene que llevar a quienes ya no encuentran ningún transporte a la vecina ciudad de El Alto, subidos en vagonetas policiales, las mujeres en los asientos delanteros y los hombres de pie atrás en el exterior, tras esperar en una fila.

Frente a la popular plaza de San Francisco, inusualmente sin su habitual bullicio, la fila de gente va desapareciendo a medida que avanza la noche.

"Si tenemos la posibilidad de ayudar, lo vamos a hacer", declaró a EFE el coronel de la Policía Boliviana Walter Miranda.

Quienes queden por la calle se arriesgan a ocho horas de arresto policial, hasta que a las cinco de la mañana hora local del día siguiente termine la cuarentena, como se denomina a lo que en la práctica es una especie de toque de queda para combatir la pandemia del coronavirus.

633fd0640baeef7e86bec08baf0ff6245462178dw

MEDIDAS CONTRA LA PANDEMIA

"Esperemos no tener ningún imponderable" que obligue al arresto, manifestó el mando policial, porque su disposición es a colaborar con quien de forma justificada por alguna emergencia necesite desplazarse en las horas en que está prohibido.

Las medidas del Gobierno interino para prevenir la extensión del virus, además de las decretadas por algunas gobernaciones regionales y alcaldías municipales por su cuenta, están previstas en principio hasta el próximo 31 de marzo, cuando se evaluará la situación en el país.

Bolivia tiene quince casos de la enfermedad, los primeros importados de Europa y luego contagios locales, mientras que los sospechosos superaron el centenar, aunque la mayoría fueron descartados.

El país se encuentra en emergencia nacional para combatir la enfermedad, con medidas como cuarentena entre las 17:00 y 05:00 con la prohibición de salir de casa en esas horas, los aeropuertos cerrados a vuelos internacionales, las fronteras solo accesibles a nacionales y residentes, restricciones al transporte dentro del país y horario laboral reducido, entre otras medidas contra el virus.