Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 28 de septiembre de 2020
  • Actualizado 04:27

MIGRANTES

Patricia, la camireña que montó su empresa en Barcelona y contagia su carisma a través del micrófono

La boliviana, que radica en España desde 2006, batalló desde su llegada, pero su perseverancia la impulsó. Superó una enfermedad cuando tenía 24 años con fe. La radio le genera adrenalina.

La camireña Patricia Puglies, sonriente, cuando fue parte de Bolivia FM.  Crédito-  Patricia Pugliesi
La camireña Patricia Puglies, sonriente, cuando fue parte de Bolivia FM.  Crédito-  Patricia Pugliesi
Patricia, la camireña que montó su empresa en Barcelona y contagia su carisma a través del micrófono

Patricia Pugliesi no escatima sonrisas. Su capacidad asombrosa por ser optimista trasciende pantallas, teléfonos y todo elemento que intente limitar sus “vibras”. Ese modo tan risueño de ver la vida la acompañó siempre, incluso durante los tiempos no tan amables.

Nació en Camiri hace 32 años. Catorce de ellos los pasó fuera de su tierra natal, en busca de dar forma a sus sueños. 

La boliviana, que radica en la ciudad de Barcelona desde 2006, donde finalmente se ancló hasta el presente, era apenas una adolescente de 17 años que pisaba territorio español un 12 de junio, el mismo día en que cumpliría 18. Antes vivió en Sevilla. Ahora, madre ya de un niño con nacionalidad española, esboza otra sonrisa y comparte que logró lo que tanto anhelaba: montar su propio emprendimiento. Importante conquista la de la camireña, considerando que los inicios en Europa se presentan como un verdadero reto. Muchos inmigrantes deben, incluso, resignar sus profesiones para generar dinero de manera informal.

Claro que le costó al principio, pero no se rindió e hizo honor a la perseverancia. Fue así como consiguió, con los años, formarse en lo que la apasiona, el estilismo y la belleza, y consolidar su lugar. Por ello, una de las primeras cosas que hace es agradecer a Dios por haberle dado la posibilidad de capacitarse en el área. Además de contar con su negocio, es empresaria de una firma independiente y también promueve la línea profesional de Omnilife.

En un encuentro con el periodista quillacolleño Víctor Hugo Burgos, Patricia contó que el temor la invadió cuando se desató la pandemia por el nuevo coronavirus. Cuando tenía 24 años le tocó superar una dolencia y ello le generó ciertos miedos. “Lo viví en casa. Una semana antes me encerré porque me empecé a sentir un poquito mal. Tengo las defensas bajas por un cáncer de mama que experimenté a los 24 años. Al escuchar las noticias sobre la propensión, me asusté. Y tengo un niño de 12 años. Por protección, más que todo, me quedé en casa”. También relató que el decreto del confinamiento en Barcelona no generó gran impacto en la población, sobre todo porque se dio de forma paulatina. 

Y además de entregarse por completo a su emprendimiento, Patricia también tiene otra pasión: la radio. De hecho, expresarse a través de un micrófono la llena de adrenalina. Se encontró con las sensaciones tempranas cuando incursionó inicialmente en Radio Dinámica, donde tuvo un espacio musical y de información. Allí compartió su carisma. También pasó por Bolivia FM. Esa experiencia le permitió enlazar con Miami Color, una emisora de Estados Unidos. 

Ahora se encuentra en La Mejor Barcelona 90.8. Patricia no dosifica las sonrisas ni las risas. Agradece. Todo se lo ganó a pulso desde la adolescencia.