Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:26

Pacto de Unidad va tras “pititas”; evalúa autoridades del MAS y plantea Ley de Comunicación para medios

Dirigentes del Pacto de Unidad en la plaza Murillo. ERBOL.
Dirigentes del Pacto de Unidad en la plaza Murillo. ERBOL.
Pacto de Unidad va tras “pititas”; evalúa autoridades del MAS y plantea Ley de Comunicación para medios

Las organizaciones sociales del Pacto de Unidad, integrantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), emitieron una resolución, mediante la cual ratifican su apoyo al presidente Luis Arce, pero también cuestionan el rol que consideran “nefasto” de medios de comunicación y anuncian que controlarán la presencia de “traidores” y “pititas” en el aparato estatal, a través de una comisión especial.

Se declararon en emergencia ante lo que consideran como un “ataque sistemático de la derecha fascista” y por “amenazas de golpes y separatismo apoyado por el imperialismo norteamericano”.

La resolución fue emitida por la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos (CSUTCB), la Confederación Nacional de Mujeres Bartolina Sisa, la Confederación de Comunidades Interculturales, el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) y la Confederación de Pueblos Indígenas  de Bolivia (CIDOB).

Para los afines al partido en función de Gobierno, los medios apoyaron los hechos de 2019 y ahora promueven una agenda mediática para desestabilizar al gobierno de Arce, a través de la mentira, haciendo ver a los “golpistas y masacradores” como si fuesen “santas palomitas” y perseguidos políticos.

En ese marco, el Pacto de Unidad exigió la distribución equitativa de la publicidad estatal en los medios de comunicación y avanzar en la construcción de una Ley de Comunicación. Además, reveló que se construye una Ley de Comunicación Indígena Originaria Campesina y Afro boliviana.

Las organizaciones también coordinan un informe y evaluación a ministros, viceministros, directores nacionales, así como las autoridades de las empresas públicas estratégicas.

Los parámetros de la evaluación de instituciones públicas y empresas estratégicas serán gestión, ejecución presupuestaria, resolución de conflictos, compromiso político y orgánico, coordinación con las organizaciones sociales y la erradicación del “pitismo”. 

Asimismo, determinó convocar a la Asamblea Legislativa a objeto de que rinda informe sobre las leyes que se han aprobaron y las que se propone a futuro, además de evaluar el comportamiento y la disciplina orgánica de los legisladores del MAS.