Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 03 de agosto de 2021
  • Actualizado 17:25

LOS PACIENTES CON CÁNCER, MINEROS, CHOFERES, GREMIALES, PELUQUEROS, TRABAJADORAS SEXUALES Y OTROS PIDEN LOS BS 400

Pago de bonos expone a los adultos mayores en la calle y genera reclamo en otros sectores

El Gobierno prevé habilitar más agencias de los bancos ante los reclamos por los horarios y poco personal para la atención, lo que genera aglomeraciones. En el primer día del cobro de la Canasta Familiar se llegó a 38.171 personas en cinco horas. La Defensoría advierte de un riesgo por contagio del coronavirus.

Pago de bonos expone a los adultos mayores en la calle y genera reclamo en otros sectores

En el primer día del pago de los 400 bolivianos por la Canasta Familiar, bono que impulsó el Gobierno para algunos sectores que cumplen con la cuarentena total y emergencia sanitaria, colapsaron las entidades financieras del país por el escaso tiempo de atención y la falta de personal. Hubo aglomeraciones que, según un pronunciamiento de la Defensoría del Pueblo, develaron desorden, falta de información y riesgo de contagio.

Otros sectores, al menos ocho, que no se favorecieron con este cobro, protestaron ayer y advirtieron con movilizaciones. En filas del Movimiento Al Socialismo (MAS) calificaron esta medida como discriminatoria.

Los adultos mayores volvieron a las calles, pese a las restricciones por la pandemia y la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran ante un posible contagio, para hacer largas filas en los bancos desde la madrugada. Debían cobrar su Renta Dignidad, una pensión que cada mes se entrega a mayores de 60 años, pero también el monto fijado por la Canasta Familiar. Lo hicieron ellos mismos, a pesar de que el Gobierno manifestó que uno de sus familiares puede realizar el cobro presentando un certificado o la cédula de identidad del beneficiario, entre otros documentos.

Los reclamos fueron por la habilitación de más agencias y más cajeros para reducir el tiempo de espera, además de mejorar las prestaciones de banca electrónica para evitar tener que ir en persona al banco, según EFE.

Las filas comenzaron muy temprano, desde la madrugada, en las agencias del banco Unión, en El Alto. Los vecinos reclamaron por el horario de atención y poco personal, reportó Urgente.bo.

La Canasta Familiar es un beneficio para más de un millón de personas, entre ellos los adultos mayores que reciben la Renta Dignidad, mujeres en estado de gestación que forman parte del bono "Juana Azurduy" y las personas con discapacidad. La inversión alcanza a 430 millones de bolivianos.

"Se trata de 918.163 de personas de la tercera edad, 30.000 personas con discapacidad y 115.000 mujeres que perciben el bono Juana Azurduy", detalla una nota informativa publicada por Economía y Finanzas.

La Renta Dignidad es acumulable hasta 12 meses, y el cobro de la Canasta Familiar tiene un plazo de 90 días.

LA SITUACIÓN EN LOS BANCOS El pago comenzó ayer, para lo cual se amplió una hora la atención de los bancos que están abiertos solo hasta mediodía por las restricciones implementadas por la cuarentena. Además se pidió que se respete la disposición de salir el día asignado según la terminación de la cédula de identidad, el mismo método para salir por provisiones, que aún tiene dificultades para que se cumpla.

El Gobierno al verificar estos problemas, anunció que se incrementará el trabajo de entidades bancarias desde el martes 7 de abril.

El banco Unión habilitó todas sus agencias a nivel nacional para realizar este pago, un servicio que además reforzarán con siete bancos privados con agencias y sucursales, informó la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), según ABI. Se sumaron el Banco Nacional de Bolivia, Banco de Crédito, BISA, Banco Ganadero, Banco Sol, Banco Mercantil Santa Cruz y Banco Económico. Se prevé habilitar 51 entidades financieras por el periodo de la cuarentena.

Asoban aseguró que sus entidades afiliadas extreman esfuerzos para atender a los beneficiarios de esos dos bonos, por lo que adecuaron sus sistemas informáticos, capacidades operativas de traslado de efectivo y capacitación del personal de atención.

Entre tanto, el banco Unión, en un comunicado informó del despliegue de sus agencias móviles, denominadas "Sariri", para cumplir con el pago de la Renta Dignidad, jubilación y la Canasta Familiar  en favor de adultos mayores. Hasta el 9 de abril, esas agencias móviles de la entidad financiera estatal llegarán a 24 localidades de diferentes provincias del país

LOS TURNOS Solo en cinco horas, 38.171 personas en todo el país cobraron la Canasta Familiar, reportó el ministro de Economía, José Luis Parada.

El pago de la Renta Dignidad alcanzo a aproximadamente 67.147 personas.

Dijo también que la próxima semana se continuará con el pago a las madres que reciben el bono Juana Azurduy y a las personas con discapacidad.

El banco estatal en un comunicado confirmó de que el pago será primero a los adultos mayores y "una vez que se concluya" se pagará a los otros beneficiarios como las personas con discapacidad y las mujeres en gestación, que también hacen fila.

EL RECLAMO Entre tanto, la exclusión de otros sectores generó descontentos, sobre todo de aquellos que viven “al día” y que tienen su actividad en el ámbito informal, reportó ERBOL. Se pronunciaron mineros cooperativistas, gremiales, choferes, movimientos trans feminista, jubilados y hasta trabajadoras sexuales que piden al Gobierno ser incluidos entre los beneficiarios del bono Canasta Familiar.

La Confederación de Gremiales de Bolivia, a través de su ejecutivo Juan Carlos García, advirtió con iniciar medidas de presión de no ser escuchados.

De parte de los mineros, los cooperativistas del Norte Potosí emitieron una resolución al considerarse como “sectores sociales frágiles”. También los cooperativistas mineros plantearon que se disminuya por tres meses el 50% del salario de funcionarios que ganan más de 10 mil bolivianos, y que ese dinero se destine para los alimentos de los más necesitados.

En Cochabamba, los choferes asalariados exigieron ser incluidos, dado que no pueden trabajar en la cuarentena. Dijeron que hay desesperación porque sus afiliados ya están empeñando sus objetos de valor para subsistir.

Consideraron discriminatoria la medida del Gobierno: “unos van a comar y otros no”, lamentaron.

La Confederación de Jubilados, asimismo, expresó su molestia. En un comunicado, la entidad señaló que el 38% de sus afiliados recibe una renta menor al salario mínimo. No descartan acciones legales nacionales e internacionales.

El Movimiento Trans Feminista, de la misma forma, emitió un comunicado en el cual señala que la medida del Gobierno es un acto de exclusión. 

“Somos personas que nos dedicamos al comercio informal”, dice el pronunciamiento.

De parte de las trabajadoras sexuales, la dirigente nacional Lily Cortez emitió un comunicado en el cual señala que su sector está cumpliendo la cuarentena, pero no tiene ingresos económicos y sus ahorros se agotan.

“Pedimos a las autoridades no olvidarse de nuestro sector, ya que somos madres y padres para nuestros hijos, somos las únicas que proveemos de alimento a nuestras familias, no todas tenemos hijos, pero sí mantenemos a nuestros padres y sobrinos también”, dice el documento.

Advirtió que de no ser escuchado su pedido, saldrán a trabajar a las calles.

Otro sector preocupado, es la Confederación Nacional de Peluqueros, que, según su dirigente Álvaro Flores, citado por ANF, no pueden “ganarse el pan del día”. Asegura que su sector es el que más sufre, ya que sus ganancias se generan por día.

Desde la Asociación de Pacientes con Cáncer piden que se les pague la Canasta Familiar para tratar de solventar sus gastos en medicinas y alimentación de sus familias.

La Asociación de Padres de Niños Con Cáncer (Aspancc-Bolivia), también se suma a la petición y, a través de una carta dirigida a la presidenta Jeanine Áñez, argumentan que sus hijos forman parte de un grupo de personas consideradas de alto riesgo y muy vulnerable al COVID-19, ya que sus defensas y su sistema inmunológico están debilitados por la constante administración de quimioterapias para contrarrestar la enfermedad de base.

En las últimas horas de esta jornada, el colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero e Intersexuales (LGBTI), también se sumó al pedido y a través de un comunicado, piden a las autoridades que tomen en cuenta a su sector, debido a que la gran mayoría de esta población no cuenta con un trabajo fijo por su condición.

Enfatizan que las mujeres transexuales y de la tercera edad son las que más necesitan de este beneficio por ser un grupo vulnerable, ya que la mayoría no cuenta con el apoyo familiar debido al rechazo por su identidad de género y orientación sexual.

Los dirigentes de las juntas vecinales de la ciudad de El Alto exigieron al Gobierno que el beneficio de la Canasta Familiar llegue realmente a las familias que lo necesita y que en su mayoría se encuentran en la urbe alteña.

5788ab95-f44a-4412-9379-255bdf7e7e15

Mediante un pronunciamiento, la Federación Sindical de Trabajadores Gastronómicos de Bolivia, la Asociación Boliviana de Chef y la Fraternidad de Gastrónomos de Bolivia pidieron al Gobierno readecuar la forma de distribución de la Canasta Familiar, de manera que no sea “discriminatorio”, ni deje sin alimentos a miles de padres y madres de familia que no tienen un ingreso mensual por no tener vinculación laboral en ninguna empresa o actividad económica, reportó Urgente.bo.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, también pidió al Gobierno incluir a otros sectores que también necesitan ayuda.

“Lo que hemos pedido en torno de la Canasta Familiar a sectores específicos que se pueda adjuntar ahí el tema de las madres solteras y los padres solteros, que es un sector que no se ha tomado en cuenta”, sostuvo.

DEFENSORÍA La Defensoría del Pueblo evidenció desorden, confusión y el riesgo de contagio del COVID-19 para las personas adultas mayores, ante la falta de información precisa, largas filas, exigencia de otros requisitos a los establecidos, entre otros, por lo que pidió al Gobierno medidas correctivas, según un comunicado.

La Defensora Nadia Cruz dijo que se identificó ausencia de información oportuna sobre lugares y horarios para el pago e información errónea de autoridades al indicar que el pago se haría también en bancos privados, lo cual no se hizo efectivo. Denunció que las agencias del Banco Unión de Patacamaya y Copacabana suspendieron la atención sin previa comunicación.