Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de junio de 2020
  • Actualizado 10:09

PANDEMIA

El origen del virus SARS-CoV2 y las pruebas para detectarlo

La pandemia de COVID-19 es el tema de información que predomina en medios de comunicación, internet, redes sociales, WhatsApp, conversaciones particulares, entre otros, por no decir, por cualquier medio de transmisión de mensajes, audios o imágenes.
Aldo Vacaflores Salinas
Aldo Vacaflores Salinas
El origen del virus SARS-CoV2 y las pruebas para detectarlo

Cada día tenemos acceso a una cantidad de datos que muchas veces, más que aclarar, confunden o alarman. Por eso, en esta oportunidad, queremos presentar información más didáctica sobre qué es un coronavirus, cómo surge la cepa SARS-Cov2, cuáles son las pruebas de diagnóstico para detectarlo en los humanos y otros aspectos, proporcionada por el bioquímico cochabambino especialista en Inmunología y Diagnóstico Molecular, Aldo Vacaflores Salinas.

P. Coronavirus, SARS-Cov2 o COVID-19, ¿cuál es el nombre correcto para denominar esta enfermedad?

R. Los coronavirus son una familia de virus que, por lo general, infectan a animales y, en algunos casos, al ser humano. Estas cepas van cambiando continuamente. La mutación puede ser mala para el virus causando su muerte o nociva para nosotros, ya que se vuelve más infeccioso.

En 1960, ya se sabía que había coronavirus en los hombres que provocaban resfríos comunes, pero, el año 2003 aparece una nueva cepa que causó la epidemia del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) que mató a casi un millar de personas en el mundo. El 2013 ocurre un nuevo cambio en el virus que lo hace más dañino y causa el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV). Y, a finales del 2019, surge el SARS-Cov2 que está causando el Covid-19.

Por eso, cuando decimos coronavirus está mal dicho, porque los coronavirus son varios. Lo correcto es decir el virus SARS-CoV2 que causa la enfermedad COVID-19.

P. En este caso, ¿ya se conoce cuál es el origen del virus SARS-CoV2?

R. Cada vez que un virus ataca a un animal o a un humano comienza a infectar sus células copiando su información genética para que haya nuevos virus; a veces, este proceso no es perfecto, cometen errores que provocan una mutación agresiva.

No está comprobado que la transmisión haya sido de animal a humano, aunque sea lo más probable. Los coronavirus infectan seguido a murciélagos, que –por otras razones- son un gran huésped para este tipo de virus, porque no los controlan bien.

Seguramente, la mutación se ha generado en el cuerpo de un murciélago y ha dado lugar a una nueva cepa ¿Cómo llega el virus que está dentro de este animal al ser humano? Lo más probable es que haya sido a través de las heces.

Por lo general, las personas no tienen contacto con murciélagos, pero, ¿qué pasa en los wet market (mercados húmedos) de China? Llevan a los animales vivos y sus heces entran en contacto con la gente y otras especies. Seguramente, allí ocurrió la transmisión.

De repente, a fines del 2019, aparecen en Wuhan-China pacientes que tienen neumonía. Les hacen pruebas y no pueden identificar al patógeno qué causa la enfermedad. Los médicos comienzan a buscar el material genético en las muestras respiratorias de los pacientes. Gracias a la tecnología descubren una cepa similar de coronavirus, pero que nunca había sido detectada antes. El 8 de enero se anuncia ese descubrimiento y ahí nace el SARS-CoV2.

P. Una vez detectado el nuevo virus, el mundo científico está buscando la creación de una vacuna, ¿esta puede llegar pronto?

R. En base a esta información genética, se comenzó a realizar los primeros diagnósticos y a trabajar en una posible vacuna y/o tratamientos. Es importante entender que, en este momento y desde hace muchos años, hay investigadores que están estudiando a los otros coronavirus para encontrar una cura; no obstante, no han tenido éxito.

Esto me causa un poco de desánimo, me parece irreal pensar que —en unos meses — se encuentre una vacuna para el Covid-19. Mi mejor estimación es un año. Eso es importante que la gente sepa. No va haber una vacuna pronto.

La otra opción es que se encuentre un tratamiento. Hasta ahora, no hay uno que esté aprobado. Hay varias opciones que fueron utilizadas con los anteriores coronavirus y que están queriendo aplicarlos para atacar al COVID-19.

Pero, hay que ser cuidadosos y se tienen que hacer pruebas más específicas, lo antes posible, porque si no hay una vacuna o un tratamiento, esta enfermedad no va desaparecer. Las medidas de aislamiento están evitando que se propague, pero cuando la gente vuelva a su rutina, el virus puede volver a circular de nuevo.

P. ¿Cómo surgen las pruebas para detectar la presencia de este virus en los humanos?

R. La clave ha sido entender la secuencia genética del SARS-Cov2. Todos los seres vivos tienen un código genético único que está en cada una de sus células. En este caso, los científicos han leído 30 mil pares de base de este virus y han difundido públicamente su genoma para su estudio.

Al tener esta información, se pudo detectar las secuencias del código genético específico de este virus lo que permitió diseñar una prueba de laboratorio que busca esta información en un enfermo.

La técnica de laboratorio que se está utilizando para aplicar esta prueba se llama RT-PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa en Tiempo Real).  Se toma una muestra respiratoria del paciente para buscar el código específico del virus

P. ¿Cuándo se tiene que realizar la prueba RT-PCR?

R. Es una pregunta un poco difícil de responder. A ver, le explicó. Cuando el virus entra en el sistema respiratorio de una persona, este comienza a infectar las células. Hasta ahí, todavía no causa la enfermedad, solo se está multiplicando; eso se llama periodo de incubación. Si en ese momento aplico la prueba, puede que salga negativa porque no hay muchas células infectadas. Pero, va llegar un momento en que la carga viral es tan alta que el sistema inmunológico de esa persona va responder; ahí, surgen los síntomas como la fiebre.

El cuerpo detecta que hay algo raro y eleva la temperatura corporal como un mecanismo de defensa. Entonces, ¿por qué sería recomendable hacer la prueba cuando hay los síntomas? Porque ya sabemos que el virus ya se ha propagado lo suficiente, es detectable y se puede proceder al aislamiento inmediatamente.

P. ¿Cuánto tiempo se tarda en realizar la prueba de RT-PCR?

R. Desde que se toma la muestra de la nariz o la garganta con un hisopo hasta que se procesa el material biológico se tarda entre 7 a 10 horas. Por lo general, los resultados se entregan en 24 horas.

P. ¿Y en que consiste la prueba rápida para detectar este virus?

R. Se toma una muestra de sangre del paciente para buscar anticuerpos IGG e IGM contra el virus SARS CoV2. Lo positivo de esta prueba es que el proceso es rápido, dura entre cinco minutos y media hora. Lo negativo es que los anticuerpos no aparecen cuando comienzan los síntomas, sino, unos días después.

El cuerpo no produce las defensas rápidamente. Primero se activa la respuesta inmunológica innata que empieza batallar; cuando no puede contra el virus comienza a actuar la respuesta innata adaptativa, es —en ese momento — en que aparecen los anticuerpos.

La utilidad de esta prueba es que, si hay mucha gente sospechosa o enferma, puede servir como tamizaje para detectar a los positivos y aislarlos; pero, eso no significa que, los negativos sean efectivamente negativos, puesto que, puede que el cuerpo todavía no haya creado anticuerpos.

PERFIL

Aldo Vacaflores Ph.D. es bioquímico graduado magna cum laude de la Universidad Tecnológica de Míchigan (USA). Tiene un doctorado en Inmunología realizado en la Universidad de Iowa en USA. Volvió a Bolivia para desarrollar lo que es el diagnóstico molecular en el país. Por este emprendimiento fue elegido como uno de los 100 líderes de biotecnología en Latinoamérica. Recientemente fue nombrado entre los cinco miembros del Comité Científico Mundial de Diagnóstico Molecular.