Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de enero de 2021
  • Actualizado 05:34

Opositores bolivianos denunciarán ante la ONU y la UE una "cacería" política

Los partidos opositores se alertan por el incremento de casos de "persecución".
El excandidato Luis Fernando Camacho, de Creemos. Facebook
El excandidato Luis Fernando Camacho, de Creemos. Facebook
Opositores bolivianos denunciarán ante la ONU y la UE una "cacería" política

La bancada opositora de Creemos anunció este miércoles una denuncia ante organismos internacionales como Naciones Unidas y la Unión Europea (UE) por lo que consideran una "cacería" política contra detractores al oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) del presidente de Bolivia, Luis Arce.

Los diputados y senadores de Creemos en el Parlamento boliviano explicaron en conferencia de prensa en La Paz que denunciarán una persecución del partido del presidente Luis Arce en contra de opositores, Fuerzas Armadas y Policía.

La denuncia está dirigida entre otros a la alta comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

"Estamos haciendo una denuncia a la señora Bachelet para que ella esté informada de la persecución y la cacería contra la oposición que está empezando a tramarse en Bolivia", expresó la senadora de esa alianza Centa Rek.

La senadora indicó que realizarán la misma denuncia ante la Unión Europea y otros organismos internacionales, sin dar más detalles.

Esta semana la exdiputada del MAS Lidia Patty presentó una denuncia ante el Ministerio Público en contra del exlíder cívico y excandidato a la presidencia por Creemos Luis Fernando Camacho, su padre José Luis Camacho, y excomandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana.

La denuncia es por los supuestos delitos de sedición, terrorismo y conspiración durante la crisis que vivió el país en 2019 tras las elecciones luego anuladas.

Además, la pasada semana un general de las Fuerzas Armadas obtuvo detención domiciliaria, investigado por muertes de civiles durante la crisis social del año pasado.

SIN TEMOR

"Aquí no solo se juega solo la libertad de Luis Fernando Camacho, que la merece, porque él lo único que hizo fue representar el derecho de los bolivianos, se juega la libertad de todo el pueblo de Bolivia y la vamos a defender", señaló Rek.

En tanto, el jefe de bancada de diputados de Creemos, Erwin Bazán, sostuvo que "no hay ningún temor" en sus parlamentarios y estarán firmes junto al pueblo que "reconoce el valor de la democracia y la libertad".

"La verdad histórica de los hechos es clara e inequívoca, en Bolivia no hubo golpe de Estado, hubo fraude electoral cometido por Evo Morales", remarcó Bazán.

Esta semana llegó a Bolivia el subsecretario de Asuntos Políticos y Construcción de Paz de la ONU, Miroslav Jenca, quien se reunió con autoridades del Gobierno boliviano y se quedará en el país hasta el fin de semana.

Las elecciones de octubre de 2019 en Bolivia fueron anuladas tras haber sido declarado vencedor el entonces presidente Evo Morales para un cuarto mandato seguido, entre denuncias de fraude a su favor que siempre ha negado y que siguen bajo investigación judicial.

Morales anunció en noviembre del año pasado su renuncia denunciando que era forzado por un supuesto golpe de Estado en medio de presiones de militares y policías, entre otras, para negarle su nueva victoria electoral y obligarlo a dejar el poder.

La renuncia se produjo en medio de una grave crisis política y social, después de que los militares le sugirieran que dejara el poder, tras varios motines policiales y entre protestas sociales lideradas entre otros por Camacho.

Los comicios que se repitieron en octubre del presente año, con la victoria de Arce al frente del MAS.