Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:59

Oposición rechaza conclusión y reinvindica rol de organismos; MAS ve caer versión de fraude

Una persona emite su voto en 2019. ARCHIVO
Una persona emite su voto en 2019. ARCHIVO
Oposición rechaza conclusión y reinvindica rol de organismos; MAS ve caer versión de fraude

Mientras la oposición rechaza la conclusión del análisis pericial que fue determinante para el cierre del caso fraude electoral, desde el oficialismo apoyan la información ofrecida porque, aseguran, permite corroborar que no hubo fraude en el país. 

El líder de Comunidad Ciudadana (CC) Carlos Mesa consideró como “extemporáneo” el informe e insistió que el 20 de octubre de 2019 se cometió un “fraude electoral” en Bolivia. Mediante una publicación en su sitio web y difundido por sus redes sociales, el también exmandatario afirmó que la pericia internacional “no es creíble ni reemplaza” a la verificación in situ de la OEA.

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, fustigó el informe pericial y lo calificó como un “nuevo atropello a la democracia”. Mediante sus redes sociales, el excívico recordó el documento que emitió la OEA sobre la “manipulación dolosa” e “irregularidades graves” que se cometieron en los anulados comicios de 2019.

La senadora de la alianza Comunidad Ciudadana (CC), Andrea Barrientos, expresó su rechazo al informe y aseguró que se encuentra “plenamente direccionado” para favorecer al Gobierno con la versión del “golpe de Estado”. Cuestionó además que no se haya consultado a todas las partes involucradas en el caso y se desestimaron pruebas que son “de alta calidad y fidelidad” para comprobar las denuncias de irregularidades que hubo en esos comicios.

El senador de Creemos, Erik Morón, cuestionó que el MAS, con el informe busque borrar el “fraude electoral” y ahora se “sacó debajo de la manga” un informe que carece de toda credibilidad.

Su colega de CC, Rodrigo Paz, consideró que tras conocer el informe de la Fiscalía no se pueda complicar la situación del país en medio de la reactivación económica por los efectos que dejó la pandemia del coronavirus.

Por su parte, los presidentes de las cámaras de Senadores y Disputados, Andrónico Rodríguez y Freddy Mamani, respectivamente, coincidieron en que el informe presentado por la Universidad de Salamanca corrobora que no hubo fraude y el país se encamina a una pacificación responsable y definitiva.

El senador del MAS Adolfo Flores dijo que lo que existió en Bolivia fue una “conspiración anticipada a la elección” y que al final nunca pudo ser probado, mientras que, al menos siete investigaciones internacionales, ratificaron que no hubo fraude electoral en el país.

Finalmente, el exvocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Antonio Costas, dijo que hoy se siente feliz y un hombre libre nuevamente. Cuestionó el trabajo de la OEA en 2019 y señaló que no hizo una auditoría, mientras que la Universidad de Salamanca sí se dio su tiempo para hacer el estudio.