Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de octubre de 2020
  • Actualizado 16:59

ONU, Unión Europea y la Iglesia llaman a sectores movilizados a deponer actitudes

Enfrentamientos entre la Resistencia y otro grupo durante los conflictos. (ARCHIVO)
Enfrentamientos entre la Resistencia y otro grupo durante los conflictos. (ARCHIVO)
ONU, Unión Europea y la Iglesia llaman a sectores movilizados a deponer actitudes

Las entidades mediadoras del diálogo en Bolivia, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), la Unión Europea (UE), y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), llamaron a que los sectores movilizados “depongan actitudes en bien de la convivencia entre bolivianos y bolivianas”.

“Instamos a levantar toda medida de presión indebida en el marco de una sociedad que quiere vivir en paz y respetar las reglas de juego democrático, buscando la vigencia plena de un Estado de Derecho y la gobernabilidad en el país”, señala el pronunciamiento.

El pronunciamiento surge al noveno día de bloqueo convocado por la Central Obrera Boliviana, que rechaza postergar las elecciones hasta el 18 de octubre.

La ONU, UE e Iglesia señalaron que hoy “la unidad y la solidaridad son fundamentales para enfrentar los grandes retos de salud pública y la crisis política institucional que nos pone en escenarios de conflictividad y violencia, cuyas consecuencias podrían ser mayores si se mantienen las posiciones encontradas”. 

Asimismo, expresaron su pleno apoyo al Tribunal Supremo Electoral y reiteraron que acompañarán a los esfuerzos que ha estado realizando esa entiodad para lograr consensos entre los actores políticos y sociales.

Ratificaron su convicción en el diálogo como el instrumento adecuado para construir acuerdos y garantizar un camino de justicia, progreso en paz, entendimiento, salvaguarda a los derechos humanos y respeto entre todos.

“Este es el momento para buscar el bien común, para mirar hacia el futuro, no para poner en peligro la convivencia pacífica, democrática e institucional entre todos los bolivianos y las bolivianas y, menos aún, la salud y la vida de su población”, advirtieron.

Por otro lado, la Secretaría General de la ONU también se pronunció sobre Bolivia. A través de su portavoz, Stephane Dujarric, manifestó su preocupación con los acontecimientos recientes en Bolivia. 

Asimismo, llamó a los organizadores de las protestas que garanticen el paso de ambulancias, oxígeno y medicinas en condiciones de seguridad y permitan la entrega de bienes y servicios esenciales para la población.

El Secretario General de la ONUE acogió favorablemente la disposición al diálogo e instó a que se mantenga la moderación para evitar una escalada de violencia.

“El Secretario General reafirma el apoyo de Naciones Unidas a la realización de elecciones transparentes, creíbles e inclusivas y al pleno respeto de los derechos civiles y políticos de todas y todos los bolivianos”, concluye el comunicado.