Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:33

Nuevo padrón habilita a 7.332.925 bolivianos para sufragar en comicios del 18 de octubre

Son 17.560 más votantes en comparación con 2019. El Tribunal Supremo Electoral realizó el saneamiento para garantizar las Elecciones Generales.

Autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en conferencia de prensa. ABI
Autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en conferencia de prensa. ABI
Nuevo padrón habilita a 7.332.925 bolivianos para sufragar en comicios del 18 de octubre

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) entregó ayer el Padrón Electoral Biométrico saneado, el mismo que habilita para sufragar el domingo 18 de octubre a 7.332.925 bolivianos, “constituyéndose en la garantía de una elección general confiable, limpia, segura e imparcialidad para actores políticos y, sobre todo, para la ciudadanía”.

El número de votantes es mayor al de 2019, cuando se realizaron las elecciones generales. Ese año participaron 7.315.365 dentro y fuera del país.

El TSE considera el crecimiento como modesto por el proceso que se llevó adelante con el objetivo de lograr un Padrón “inclusivo, actualizado y depurado y que otorga certeza y despeja susceptibilidades y dudas”.

TRES DIMENSIONES A través de un comunicado, se explicó que el proceso tuvo tres dimensiones desde el inicio de la gestión que son la inclusión, la actualización y la depuración.

La primera permitió la incorporación de las personas que no se registraron antes, especialmente los jóvenes que cumplían 18 años hasta el 18 de octubre de 2020, a través del empadronamiento permanente.

La segunda facilitó que las personas que cambiaron de domicilio registren el nuevo, incluso de quienes regresaron al país o cambiaron de departamento como consecuencia de la pandemia.

La tercera permitió que el registro de los fallecidos sea dado de baja del Padrón, a partir de cruces con la base de datos del Registro Civil, “así como el acopio de información provista por autoridades de Salud, Senasir, APS, SEDES, cementerios generales, entre otros.

“Con características propias se procedió a la inhabilitación de las personas que no votaron de manera consecutiva en los dos últimos procesos electorales. La diferencia es que mientras la depuración es un acto definitivo pues se aplica a los fallecidos, la inhabilitación pudo ser revertida con una simple demanda de los interesados”, dice el comunicado.

Para esto, se puso la información a disposición del público.

El TSE reconoce que estas acciones se efectuó en condiciones logísticas difíciles por las limitaciones y restricciones que impuso la pandemia.

También recuerda que las decisiones del saneamiento también permitieron cumplir con las recomendaciones que fijó la Auditoría de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Otras medidas asumidas son la apertura del Padrón a las organizaciones políticas y la ampliación de las facilidades de la inscripción, a través del empadronamiento permanente.

“Con las acciones adoptadas se consolida aún más la confiabilidad de la base de datos. La calidad del Padrón tiene un componente técnico evidente y se ha trabajado con responsabilidad en apuntalarla”, continúa el documento.

Por último, destaca la apertura de Laboratorios de Integridad Electoral en los nueve departamentos para que las organizaciones políticas, sociales, regionales, académicas e inclusive los ciudadanos sin adscripción institucional, accedieran a la base de datos para realizar todas las pruebas de verificación.

“Los laboratorios confirmaron la solidez biométrica que asocia la información singular de cada persona, sus huellas dactilares y la biometría de su rostro, con un dato único. En el Padrón, cada persona cuenta con un registro individual exclusivo, fundamento efectivo del principio un ciudadano, un voto”, concluye.