Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 16 de junio de 2021
  • Actualizado 04:32

Murillo llama “cobarde, odiador y monstruo” a Álvaro y afirma que jamás investigaron a su niña

El exministro de Gobierno de la gestión de Jeanine Áñez escribió tras un mes de silencio en su cuenta de Twitter. Según la Policía, estaría en Estados Unidos.  
El exministro de Gobierno, Arturo Murillo. APG
El exministro de Gobierno, Arturo Murillo. APG
Murillo llama “cobarde, odiador y monstruo” a Álvaro y afirma que jamás investigaron a su niña

El exministro de Gobierno Arturo Murillo llamó ‘cobarde y odiador’ al exvicepresidente Álvaro García Linera y aseguró que el gobierno de Jeanine Áñez jamás investigó a la niña de García Linera, tal como este denunció.

Tras un mes de silencio, este miércoles Murillo puso un mensaje en su cuenta de Twitter acompañando una publicación del diario OPINIÓN en la que García Linera afirmó que “el gobierno de Jeanine Áñez y el exministro de Gobierno, Arturo Murillo, hayan aplicado durante su régimen un plan de investigación y persecución contra 592 personas, entre ellas, su hija de tres años”.

"Estos eran los métodos nazi-fascistas de Áñez y Murillo. Hasta una niña de tres años era considerada una 'sediciosa y peligrosa comunista'", señala parte de un mensaje escrito en su cuenta de Facebook, según refirió la agencia estatal ABI.

El martes, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, dijo también que Añez mandó a investigar a 592 personas vulnerando la privacidad de las mismas. En la lista, se encuentran políticos, exautoridades, intelectuales, entre otros.

"Lo terrible es que Carlos Mesa, 'Tuto' Quiroga, W. Albarracín, Página 7 y centenares de “golpistas de apellidos” hayan defendido, protegido, justificado y alentado esta barbarie", señaló García Linera en la misma agencia ABI.

Una captura de pantalla del mensaje de Murillo.

“AGL sigue cobarde y odiador, jamás investigamos a niña, que no tiene la culpa del monstruo de padre que tiene.

Hijos de @evoespueblo fueron escoltados hasta dejar Bolivia, mientras AGL y Evo escapaban aterrorizados, sus familias jamás fueron su prioridad. La mía quisieron asesinarla”.