Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 19:02

Murillo dice que legislador argentino no es bienvenido y advierte que "no se metan en problemas internos"

El Ministro de Gobierno mencionó que dejó ingresar a Facundo Fagioli tras el pedido de Salvador Romero y de la OEA. Sin embargo, acusó que la "izquierda" busca escándalos. 

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en conferencia de prensa. APG
El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en conferencia de prensa. APG
Murillo dice que legislador argentino no es bienvenido y advierte que "no se metan en problemas internos"

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dio esta mañana su versión sobre los hechos acontecidos anoche, cuando el diputado argentino Federico Fagioli fue retenido en el aeropuerto de La Paz en medio de forcejeos. Murillo, en conferencia de prensa, dijo que el legislado del Frente de Todos no estuvo preso, pero que el "diputado kirchnerista no es bienvenido a Bolivia".

Mencionó, también, que Fagioli pudo ingresar al territorio boliviano, invitado por el Senado, luego de que el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, y la Organización de los Estados Americanos (OEA) le pidieran al Gobierno que le permitieran acceder al país, a fin de no dar paso a "problemas" ni observaciones, en la víspera de las elecciones generales de mañana.

"Recibimos anoche la llamada del señor Salvador Romero, pidiéndonos que dejemos entrar a este señor para evitar escándalos, que estaba tratando de hacer esta izquierda que durante muchos años vivió de los recursos de nuestro país. Para que las elecciones no se vean empañadas, hemos accedido al pedido. También nos llamó la OEA, a la 1:00. Nos dijo que evitemos problemas". 

"Jamás estuvo preso, simplemente se le dijo que lo ayudábamos a salir a la frontera o que se fuera en avión para volverse a ir porque no era bienvenido. Lo único que pedimos es que no hagan injerencia, que no vengan a meterse en problemas internos", advirtió el Ministro transitorio, quien argumentó que Fagioli mintió cuando ingresó a Bolivia, aduciendo que "nunca antes había entrado". 

Como parte de su defensa, también habló sobre un informe en el que Fagioli habría hablado acerca de presuntas violaciones a niñas en El Alto, que los uniformados habrían cometido durante los conflictos postelectorales de octubre y noviembre de 2019.