Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 31 de marzo de 2020
  • Actualizado 05:39

Murillo dice que detrás de la 'Reina del Norte' hay políticos implicados

Arturo Murillo, ministro de Gobierno. ABI
Arturo Murillo, ministro de Gobierno. ABI
Murillo dice que detrás de la 'Reina del Norte' hay políticos implicados

El ministro de Gobierno Arturo Murillo afirmó este sábado en Cochabamba que la señora Dora Vallejos, más  conocida como la "Reina del Norte" era una joven humilde que vendía comida rápida de arroz con pollo y entre 2015 y 2020 generó 150 millones de dólares.  Dijo que por las investigaciones realizadas el gobierno está seguro que Vallejos no es la cabeza, sino "solamente es un palo blanco".

Aseguró que hay muchas personas, incluso políticos que están detrás de las actividades de la "Reina del Norte" que recientemente fue enviada a la cárcel de Palmasola con detención preventiva por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento ilícito.

Sarcásticamente sostuvo, sin embargo, que "hay varios que están investigando cuál es la fórmula" para generar tanta cantidad de dinero como ingresar al libro de Guinness Records y no descartó que aparezcan más implicados en actividades vinculadas al narcotráfico.

Murillo sostuvo que durante 14 años el gobierno encubrió el narcotráfico y permitió que delincuentes internacionales estuvieran en Bolivia como los miembros del cártel criminal PCC brasileño y de los hijos del Chapo Guzmán que ingresaban a las instalaciones de la Asamblea Legislativa Plurinacional en La Paz.

Vallejos tiene 37 años de edad y no habría podido justificar el origen del dinero y los bienes que tiene ante los investigadores. La Fiscalía informó que la persona está registrada como militante del MAS.  Días antes de su detención, le confiscaron 19 vehículos de distintas gamas, equipos agrícolas, tres inmuebles urbanos, siete muebles de terreno y 47 propiedades agrícolas en Santa Cruz.

Su caso cobró relevancia luego que dos pilotos bolivianos cayeran detenidos el 30 de enero en México con una tonelada de cocaína, valuada en 12 millones de dólares. Los pilotos fueron identificados como Aldo López Matienzo y Miguel Ángel Blázquez Vallejos y la Fiscalía sospecha que este último es pareciente de la "Reina del Norte". El esposo Bismarck Padilla fue sentenciado por el delito de narcotráfico.