Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 01:09

El monumento de Colón fue un regalo de la colonia italiana

En los últimos días, un grupo de activistas rompió la nariz y echó pintura al monumento de Cristóbal Colón. Para los historiadores, existe una falta de conocimiento en ciertos sectores.
La estatua de Cristóbal Colón, ya sin nariz. RRSS
La estatua de Cristóbal Colón, ya sin nariz. RRSS
El monumento de Colón fue un regalo de la colonia italiana

El historiador Fernando Cajías explicó que tras guerras, Bolivia recibió a migrantes italianos y españoles y, en agradecimiento, el primer grupo obsequió el monumento al país en homenaje a la descolonización.

“A los italianos les fue muy bien (en Bolivia), por ello nos regalaron el monumento hecho de mármol, de escultores italianos, muy fino y fue un regalo a raíz del Centenario de Bolivia, era una colonia muy activa que se instaló en 1826 en el país”, explicó el historiador.

La estatua, que ya casi cumplirá 100 años, está hecha de mármol blanco, un material muy difícil de trabajar, se erigió en 1926 en El Prado, en ese entonces el paseo más elegante de la ciudad.

La estatua de Colón también fue motivo de protestas en 2018, cuando le echaron pintura y le pusieron carteles que calificaban a Colón de genocida.

Ante la controversia que ocasionó el destrozo de la estatua, porque algunos apoyaron al colectivo y otros opinaron en contra, los historiadores coinciden en que se debe encontrar una solución sin destruir monumentos porque poseen un significado en la historia de Bolivia.