Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de junio de 2021
  • Actualizado 15:27

Montero: periodistas fueron agredidos en medio de un conflicto municipal

El maltrato a trabajadores de la prensa sucedió en medio de una protesta de padres de familia que exigen el pago de un bono en especie.
La periodista de Canal 48 de la ciudad de Montero, Vivian Pérez, trata de protegerse del ataque de padres de familia que reclamaban un bono escolar en especie. Diario Zona Norte de Montero
La periodista de Canal 48 de la ciudad de Montero, Vivian Pérez, trata de protegerse del ataque de padres de familia que reclamaban un bono escolar en especie. Diario Zona Norte de Montero
Montero: periodistas fueron agredidos en medio de un conflicto municipal

En una jornada marcada por la violencia a raíz de la decisión del Concejo Municipal de la ciudad de Montero de designar un nuevo alcalde interino, los trabajadores de los medios de comunicación que dieron cobertura a este hecho noticioso, el martes 17 de noviembre, fueron objeto de agresiones verbales y físicas, además de haber sido amedrentados para impedir su labor informativa.

Las agresiones registradas en la ciudad de Montero, distante a 50 kilómetros al norte de Santa Cruz de la Sierra, inicialmente, vinieron de parte de un grupo de padres de familia que protagonizaban una marcha para exigir a la Alcaldía la dotación de alimentos a manera de un bono estudiantil.

Los manifestantes llegaron hasta el edificio del Concejo Municipal y allí arremetieron con insultos y agresiones físicas contra los periodistas Vivian Pérez y Gabriel Roca, ambos de Canal 48.

En el mismo lugar fueron agredidos Wilber Zabala, reportero de la página web del diario Zona Norte, y Luis Revollo del medio digital El Informador.

Luego los manifestantes se dirigieron a la Alcaldía de Montero y las escenas de agresión a los mismos periodistas se repitieron.

Los equipos de prensa de las redes de televisión privada Unitel y Red Uno fueron impedidos de cumplir la cobertura informativa, y mientras la policía dispersaba a los grupos violentos el reportero Wilber Zabala fue alcanzado por un cilindro de gas lacrimógeno lanzado por policías antimotines.

Zabala fue atendido de inmediato en una clínica cercana, donde diagnosticaron lesiones por quemaduras en el brazo izquierdo y escoriaciones en la espalda.

Los vehículos que transportaban a los equipos de prensa de Unitel y del Diario Zona Norte, fueron atacados y los vidrios delanteros fueron rotos por objetos lanzados por los manifestantes, además de otros daños de consideración.

Según el diario Zona Norte, la marcha y quejas de los padres de familia fueron empleados como argumento para el retiro de confianza de los concejales del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) en el alcalde Miguel Ángel Hurtado, del frente Demócratas. El munícipe fue destituido y reemplazado por Teresita Paz, militante del MAS, en un trámite que demoró solo 10 minutos.