Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 09:24

Ocho ministros, con Ortiz a la cabeza, tienen carta libre para proponer decretos con el empleo como fin

En un plazo de seis meses, las autoridades que conforman el Consejo Nacional deberán promover proyectos de leyes para impulsar la productividad.

 

El ahora ministro de Desarrollo Productivo, Oscar Ortiz, en el día de su posesión.  ABI
El ahora ministro de Desarrollo Productivo, Oscar Ortiz, en el día de su posesión. ABI
Ocho ministros, con Ortiz a la cabeza, tienen carta libre para proponer decretos con el empleo como fin

Ocho ministros del Gobierno transitorio tendrán autoridad para promover normas, decretos supremos y proyectos de leyes con el fin de reactivar el empleo, según el Decreto Presidencial 4234. Todos ellos forman parte del Consejo Nacional creado para dicho fin.

Deberán formular y desarrollar políticas públicas, además de coordinar con las entidades territoriales autónomas y organizaciones representativas de los artesanos, productores de las áreas rurales y empresarios. El funcionamiento de dicho equipo será de 180 días calendario, a partir de la emisión del decreto, señaló la norma, emitida el pasado 8 de mayo.

Los que integran el consejo son el ministro de Desarrollo Productivo, Oscar Ortiz (que presidirá el grupo); de Energías Rodrigo Guzmán; de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora; de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias; el de Minería, Fernando Vásquez; la ministra de Desarrollo Rural, Eliane Capobianco; el de Trabajo, Óscar Mercado; y la de Medio Ambiente y Agua, María Elva Pinckert.

Así, Ortiz no juró con las manos vacías, sino que el mismo día de su posesión, el 8 de este mes, recibió dos decretos a la carta: el primero le autoriza el uso de semillas transgénicas en favor del agro cruceño, de donde viene, y el segundo lo convierte en el “superministro” del Consejo Nacional por seis meses.

La presidente transitoria y candidata presidencial, Jeanine Áñez, encomendó a Ortiz concretar la oferta del 1 de mayo, con motivo del Día Internacional del Trabajo, de crear 600.000 fuentes de empleo en el área de la construcción y arreglo de vías.