Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 00:05

Ministro va a interpelación y MAS define futuro; Gobierno se aparta

El vocero Jorge Richter dijo que la autoridad se disculpó y que con eso se cierra este ‘evento’ mientras la bancada del oficialismo recibió ayer su informe, pero fue insuficiente.
El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo. ARCHIVO
El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo. ARCHIVO
Ministro va a interpelación y MAS define futuro; Gobierno se aparta

El Movimiento Al Socialismo (MAS) quedó insatisfecho con la explicación que dio el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, con referencia a sus dichos sobre que hay dirigentes y diputados que se llevan los bolsillos en el contexto de la producción de coca, y decidió llevarlo a una interpelación en la que corre el riesgo de ser censurado y destituido del cargo.

Entre tanto, desde el Gobierno, el vocero presidencial, Jorge Richter, citado por ERBOL, señaló que la autoridad pidió disculpas y que con esto se cierra este tipo de evento. 

“El ministro Eduardo del Castillo estableció ya un criterio de respuesta, se disculpó por lo que dijo y hemos escuchado todos. A partir de ahí, el Gobierno cierra un evento como el de estas características. No vamos a darle continuidad a esto (polémica) en el sentido de podernos seguir refiriendo. No tendría eso ya sentido”, dijo.

Del Castillo se disculpó la semana pasada y aclaró que se refería a un diputado, a quien denunciaría. A pesar de aquello, en el MAS continuaron voces que cuestionan al Ministro.  

REUNIÓN PRIVADA

La decisión de llevar al Ministro a la interpelación surge después de una reunión en privado con parlamentarios, ayer, donde explicó sus declaraciones.

“Después de esta reunión, entre senadores y diputados de la bancada nacional, se ha hecho una evaluación en el cual definieron nuestros senadores y diputados, en su mayoría, que no es satisfactorio el informe del Ministro, por tanto, por una decisión de las mayorías se ha definido una interpelación”, informó el jefe de bancada del MAS, Gualberto Arispe.

Anunció que próximamente se definirán los detalles y se presentará la solicitud de interpelación.

Anteriormente, el diputado Jerjes Mercado ya anticipó la posibilidad de que  sea interpelado y que, en el caso de no tener confianza de parte de los asambleístas, podría ser censurado.

UNIDAD

Entre tanto, desde el Gobierno, el presidente, Luis Arce, y el vicepresidente, David Choquehuanca, coincidieron en hacer un llamado a la unidad y evitar la división.

El segundo hombre del país dijo que el proceso de cambio es para recuperar la ideología de la unidad, de la armonía y de la paz, por lo que no hay que dejar que desde la derecha y la izquierda busquen dividir al pueblo boliviano.

“Estamos en todas partes, por eso  nos quieren dividir. Estamos aquí para organizarnos, no para pelearnos ni para dividir”, dijo.

A su vez, pidió ayudar a las autoridades, en dar recomendaciones para que no existan errores y no se cometa corrupción. 

Un día antes, desde el Gobierno, mediante un comunicado extenso, se hizo un llamado a las organizaciones sociales del país y las bases del instrumento político a garantizar la unidad y los logros estratégicos de la Revolución Democrática y Cultural “frente a los ataques de la derecha que busca desestabilizarnos” y que sabe que “unidos somos invencibles”.