Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 09 de marzo de 2021
  • Actualizado 06:53

Ministro de Gobierno: ‘No vamos a perseguir a la población por circular en las calles’

“La Policía y las Fuerzas Armadas no van a prestar un servicio coercitivo a la población boliviana, van a prestar un servicio de ayuda para que el Ministerio de Salud o cualquier médico pueda llegar a su destino de manera pronta”, insistió Del Castillo.

El ministro Eduardo del Castillo en conferencia de prensa. ERBOL
El ministro Eduardo del Castillo en conferencia de prensa. ERBOL
Ministro de Gobierno: ‘No vamos a perseguir a la población por circular en las calles’

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, descartó que la Policía y Fuerzas Armadas salgan a las calles a “perseguir” a la población por el solo hecho de estar circulando en medio de una segunda ola de la pandemia por el coronavirus.

La declaración de la autoridad de Estado se debe ante lo ocurrido en el pasado año, cuando la administración de Jeanine Añez dispuso que los efectivos del orden y los militares se encarguen de hacer cumplir las medidas de restricción durante la cuarentena.  

“Este es un Gobierno democráticamente electo y no vamos a perseguir a la población por circular en las calles. Lo que va a hacer la Policía es actuar de manera oportuna llevando los servicios de emergencia para poder recoger a un paciente y llevarlo a un centro de salud más cercano”, afirmó.

En pasado año, tanto la Policía como las Fuerzas Armadas eran los encargados de controlar las calles para que la población, por ejemplo, no circule en horarios no permitidos y se encargaba de arrestar a los infractores.

“La Policía y las Fuerzas Armadas no van a prestar un servicio coercitivo a la población boliviana, van a prestar un servicio de ayuda para que el Ministerio de Salud o cualquier médico pueda llegar a su destino de manera pronta”, insistió Del Castillo.

Bolivia atraviesa una segunda ola por la pandemia. Los casos por coronavirus fueron incrementándose en los últimos días llegando a superar incluso a dos millares de contagios.