Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de junio de 2024
  • Actualizado 00:57

Educación enviará propuesta sobre los cinco puntos que demanda el magisterio urbano

El magisterio urbano de Bolivia continúa en las medidas de presión para la atención al incremento  presupuesto a la educación, mayor asignación de ítems, rechazo a la actualización curricular, entre otros.

Magisterio urbano protesta en La Paz./ APG
Magisterio urbano protesta en La Paz. APG
Educación enviará propuesta sobre los cinco puntos que demanda el magisterio urbano

Una propuesta a los cinco puntos que demanda el magisterio urbano será enviada por el Ministerio de Educación. El sector movilizado lo analizará en un ampliado este jueves y posteriormente remitirá una contra contrapropuesta.

Representantes de la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia (CTEUB) llegaron la tarde de este miércoles al nuevo encuentro, horas después de la nueva movilización de los profesores en el centro de La Paz donde hubo represión policial.

“A los cinco puntos hay que responder de forma manera escrita y, sobre esa base, ellos (el magisterio urbano) van a analizar internamente y después nos hacen conocer (la contrapropuesta) nos unimos para ya afinar (la propuesta final) y poder llegar a las conclusiones correspondientes”, afirmó Pary.

El magisterio urbano de Bolivia continúa en las medidas de presión para la atención al incremento  presupuesto a la educación, mayor asignación de ítems, rechazo a la actualización curricular, entre otros.

A su salida del Ministerio de Educación, el secretario ejecutivo de la CTEUB, Patricio Molina, afirmó que aguadarán el documento que les enviarán y confirmó que lo pondrán a consideración en un ampliado nacional este jueves.

“Esperemos que el documento no muestre la tozudez y la intransigencia de la que nos ha venido mostrando estos días, en ese marco, esperamos que sea una propuesta clara y contundente”, añadió.

Debido al análisis a la propuesta del Gobierno no habrán movilizaciones este jueves, sin embargo, de no  llegar a consensos, Molina ratificó el paro nacional con el bloqueo de carreteras y el cierre de fronteras.

Pary, por su lado, afirmó que no se puede afectar el derecho a la educación y que el Gobierno “siempre” está abierto al diálogo para llegar a solucionar el conflicto.