Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 17 de abril de 2024
  • Actualizado 17:19

La minería tradicional tiene demanda en el mundo y en Bolivia hace falta mayor exploración

Una imagen de dos trabajadores mineros. URGENTE.BO
Una imagen de dos trabajadores mineros. URGENTE.BO
La minería tradicional tiene demanda en el mundo y en Bolivia hace falta mayor exploración

La minería tradicional en Bolivia es aquella que se ocupa de la explotación del estaño, zinc, plata, plomo, cobre, antimonio, bismuto y otros. Este tipo de minería tiene bastante demanda en el mundo y las cotizaciones son altas y, aunque el dato es alentador, en el país hace falta más exploración para mejorarla. 

El concepto de minería tradicional es una designación por el tipo de mineral que se explota y no por los métodos, puesto que en Bolivia se usan técnicas modernas.

“Estamos hablando de una minería que se dedica a explotar estos minerales, sobre todo de estaño, zinc, plata, plomo, cobre, antimonio. Tiene presencia en todo el territorio nacional. No tiene grandes ganancias como el oro, pero genera sostenibilidad y empleo”, menciona el experto en minería, Héctor Córdova, a Urgente.bo. 

Córdova pone como ejemplo a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), que se dedica solo a la minería tradicional, aunque indicó que la empresa privada está dedicada también la minería tradicional.  

En el mundo, la minería tradicional fue creciendo con el tiempo y por ello, los precios tienen una tendencia a subir.

El experto pone como ejemplo el estaño, que ha sido bastante explotado en el siglo XX y aunque bajó en los años 80, ha vuelto a alcanzar niveles muy altos. Menciona que de 1985 al 2015, el costo de este metal era inferior a los dos dólares por libra fina, ahora es de 11 dólares por libra fina.

“La demanda ha crecido y es una oportunidad para nosotros como país”, añadió.

Otro mineral con demanda en el mundo es el zinc, el más exportado en Bolivia. Se exporta más de medio millón de toneladas cada año y su cotización se mantiene en buenos niveles, ya que China impulsa el consumo de materias primas.

Además, está el cobre, que aunque su demanda bajó con anterioridad, ahora se tiene niveles importantes, lo mismo ocurre con el antimonio, que tiene buena cotización.

“Creo que andamos bastante bien con los mineros tradicionales”, expuso.

Además, la explotación de plata es muy grande comparado con gestiones pasadas.  Este metal puede aportar grandes beneficios, puesto que se formaría una industria de artefactos.

Expuesto esto, Hurtado indicó que para ser sostenible, la minería tradicional requiere hacer mayor exploración, y para dicho objetivo, hay que poner prioridad a atraer inversiones. Añadió que se necesita ampliar la capacidad productiva, es decir, el volumen de producción.