Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 04 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:24

Ocho millones de Testigos de Jehová vuelven a las calles con cursos gratis para conocer la Biblia

Lo harán en 239 países desde el 1 de septiembre. Retomarán la actividad tras haberla interrumpido por la pandemia.
Ocho millones de Testigos de Jehová vuelven a las calles con cursos gratis para conocer la Biblia
Ocho millones de Testigos de Jehová vuelven a las calles con cursos gratis para conocer la Biblia
Ocho millones de Testigos de Jehová vuelven a las calles con cursos gratis para conocer la Biblia

Más de ocho millones de voluntarios saldrán a las calles en 239 países, a partir del 1 de septiembre, con el fin de reanudar la principal característica de los Testigos de Jehová: la predicación de casa en casa, tras una ausencia pública de 30 meses debido a la pandemia.

Tras una convención mundial virtual, durante julio y agosto, los testigos desplegarán una campaña para ofrecer a todas las personas un curso interactivo de la Biblia. Es gratuito.

“Estamos deseando volver a visitar a nuestros vecinos personalmente después de estos dos años en los que todos hemos afrontando los desafíos y agobio de la pandemia”, expresó el portavoz de los testigos de Jehová en Cochabamba, Javier Quino.

Añadió que están deseando “mostrar el nuevo curso interactivo de la Biblia”. “Estamos seguros de que a muchas personas les encantará este nuevo método, completamente gratuito, para aprender lo que dice la Palabra de Dios y lograr el consuelo y esperanza que tanto se necesita en este tiempo crítico”.

El curso interactivo, en el lugar y el horario que señale el interesado, puede ser virtual o presencial, bajo normas de bioseguridad, explicó Quino, a tiempo de hacer notar que el manual del curso es la Biblia.

“El curso explica de manera práctica las enseñanzas bíblicas sobre diferentes asuntos como, por ejemplo, por qué hay tanta maldad y sufrimiento en el mundo, o cómo encontrar la verdadera felicidad”, agregó Quino.

Si bien la predicación de casa en casa estuvo suspendida por dos años y medio, los testigos de Jehová continuaron la predicación por teléfono y por carta.