Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 03 de marzo de 2024
  • Actualizado 00:36

Militantes del MAS hablan por separado de las candidaturas de Arce y Morales

Del Castillo habló de "unidad" para garantizar un "Gobierno del MAS" en el periodo 2025-2030 y Montaño se dirigió a los "envidiosos" y "enemigos internos" para decirles que los presentes en el evento decidieron "defender" a la Administración de Arce.

El presidente de Bolivia, Luis Arce (i), y el expresidente boliviano Evo Morales, en una fotografía de archivo./ EFE
El presidente de Bolivia, Luis Arce (i), y el expresidente boliviano Evo Morales, en una fotografía de archivo./ EFE
Militantes del MAS hablan por separado de las candidaturas de Arce y Morales

Los bloques del partido gubernamental de Bolivia, el Movimiento al Socialismo (MAS), afines al presidente del país, Luis Arce, y al exmandatario Evo Morales empezaron a perfilar por separado las candidaturas de ambos para las elecciones generales de 2025.

Las expresiones de apoyo a una eventual postulación de Morales por parte de sus partidarios han sido una constante en los últimos meses y la más reciente ocurrió el domingo pasado durante un taller de formación política en el que un sector de la dirección regional urbana del MAS en la ciudad oriental de Santa Cruz proclamó su candidatura.

En ese encuentro, se leyó un voto resolutivo que indica que "con la finalidad de salvar la patria, además de fortalecer y consolidar el proceso de cambio", como llama el oficialismo a los Gobiernos del MAS, se resolvió dar "el apoyo incondicional y contundente al compañero Evo Morales Aima como el candidato del bicentenario".

La respuesta de los leales a Arce fue casi inmediata, pues otro sector de la dirección regional urbana de Santa Cruz del MAS y otros sectores tuvieron el lunes un "ampliado extraordinario" en el que se planteó proponer una nueva "postulación" del gobernante "para garantizar el crecimiento económico único y la modernización del Estado".

En esa reunión participaron los ministros de Gobierno (Interior), Eduardo del Castillo, y de Obras Públicas, Édgar Montaño, dos de los más criticados por los evistas, que han pedido sin éxito su cambio varias veces.

Del Castillo habló de "unidad" para garantizar un "Gobierno del MAS" en el periodo 2025-2030 y Montaño se dirigió a los "envidiosos" y "enemigos internos" para decirles que los presentes en el evento decidieron "defender" a la Administración de Arce.

El presidente de la dirección urbana del MAS en Santa Cruz afín a Arce, Miguel Delgadillo, explicó a EFE que en el encuentro se expresó respaldo a su Gobierno y que también se dijo "que si está haciendo buena gestión tiene que ser premiado nuevamente para poder postular", si bien dejó la decisión en manos de los "entes matrices" del partido.

"La militancia está viendo que (Arce) sí debería postular porque nuestra economía está estable, está sólida y estamos yendo rumbo a la industrialización", sostuvo.

Delgadillo consideró que fueron "algunos disidentes" quienes proclamaron candidato a Morales y remarcó que en ese encuentro hubo "poca gente", frente a la reunión del lunes.

El diputado evista Gualberto Arispe dijo a EFE que se han recibido resoluciones de algunos departamentos y regiones tomadas en congresos y ampliados "donde postulan al hermano Evo Morales para que pueda ser el candidato en 2025" y que esa será la propuesta del Trópico de Cochabamba, el bastión político y sindical del exmandatario.

Arispe señaló que "quienes cumplan con los requisitos estipulados en el estatuto orgánico" del partido podrán "competir en las primarias" en su momento, según lo establecido en las normas para definir candidaturas en las organizaciones políticas con alcance nacional.

Por otra parte, los sectores cruceños leales al presidente también pidieron que los sindicatos y organizaciones afines al MAS agrupados en el llamado "pacto de unidad" tramiten ante el órgano electoral el cambio de sede del congreso nacional del partido previsto para octubre próximo en la localidad de Lauca Ñ, en el Trópico de Cochabamba.

Este bloque pide que el congreso sea en El Alto, ciudad vecina de La Paz, "un lugar neutral donde pueda acudir toda la militancia" y para que se desarrolle con "transparencia", algo que no ocurrirá en Lauca Ñ, según Delgadillo.

Arispe defendió que la sede del congreso nacional "está definida y sacramentada" y consideró que "no es ético" que quienes no asistieron a la reunión donde se definió el lugar pese a estar invitados pidan su cambio.

En ese congreso se elegirá a la dirección nacional del MAS, que Morales preside desde hace más de dos décadas, aunque algunos sectores creen que también se podría empezar a ver candidaturas para los comicios de 2025.