Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 01:20

"México chico", el sitio sin ley al que irían a parar los autos robados

El investigador chileno Hugo Bustos, mismo que dirigió el reportaje que reveló nexos policiales en Bolivia con el tráfico de vehículos robados en Chile, explicó que camiones y maquinarias de procedencia trasandina se encontrarían en esa parte del Trópico.
Imagen referencial de Trópico. Archivo
Imagen referencial de Trópico. Archivo
"México chico", el sitio sin ley al que irían a parar los autos robados

"México chico" es el nombre con el que han bautizado a una parte del Trópico en el que irían a parar los motorizados que han sido robados en Chile. Es una suerte de sitio impenetrable, en el que ni la Policía puede acceder.

Así lo ha descrito el investigador chileno Hugo Bustos, quien dirigió el reportaje del canal trasandino Meganoticias que hizo foco en presuntos nexos entre funcionarios policiales con hechos ilícitos. En este sentido, Raúl Cabezas, excomandante de la Policía Fronteriza de Uyuni, ya ha recibido detención preventiva por 180 días en el penal de Palmasola de Santa Cruz.

En entrevista con Radio Compañera, Bustos dijo que ese sitio es uno de los que ha detectado en su investigación. "Lo que más hemos tenido son camiones Tolva. Tenemos aproximadamente dos Tolva que son de trabajo minero, una maquinaria y otros camiones que fueron robados desde una minera en Antofagasta. Se encuentran en México chico. Los mismos tipos publicaron los dos camiones, que están valuados en muchos millones de pesos (chilenos) a la venta".

Bustos dijo haber tomado contacto con los vendedores ilegales y que, tras hacerles notar que esos motorizados son de procedencia trasandina, ellos lo reconocieron. "A ese pueblo no se puede entrar por la peligrosidad".

Aparentemente, ni efectivos policiales ni autoridades podrían ingresar a ese lugar. "Yo, que soy de afuera, tengo la referencia. Imagínense la gente que vive ahí. Allí no se van a  meter los policías a hacer un procedimiento".

La investigación del equipo periodístico del país limítrofe sacudió a Bolivia y provocó un escándalo. Debido a ello, el 100% de los funcionarios de la Dirección de Prevención e Investigación de Robo de Vehículos (Diprove) Santa Cruz han sido cambiados y Cabezas, exjefe policial de Uyuni, se encuentra bajo detención preventiva, pues es señalado por cuatro delitos.

Desde el Movimiento Al Socialismo (MAS), el diputado Héctor Arce mostró sus observaciones con respecto al proceder de los investigadores chilenos. El asambleísta propuso cinco medidas, tras el escándalo por los autos robados, y asumió la legalización de los “chutos” como un posible camino. Sin embargo, aclara que es necesario estudiarlo profundamente.

En horas pasadas, el exsubdirector de Diprove Rolando Téllez y Zulema Cabezas, hermana del excomandante de la Policía Fronteriza de Uyuni, fueron citados a declarar en calidad de testigos, informó ayer el fiscal Alexander Mendoza.

Téllez ha sido convocado porque conocieron que habría mantenido contacto con el Grupo de Rescate de Vehículos (GRV) de Chile que llegó a Bolivia. “El Ministerio Público ha procedido a realizar el desdoblamiento de las imágenes”. El exsubdirector de Diprove deberá presentarse hoy ante la Fiscalía.

Anteriormente, Téllez expresó que desconoce los motivos por los que Bustos le habría cancelado la reunión que tenían para la búsqueda del auto que había sido robado en Chile. También rechazó haber tenido contacto con Freddy H., vendedor de autos robados que está siendo buscado por robo agravado.