Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 01:30

Mesa plantea 4 puntos para aceptar juicio; ven dificultad y politización

El líder de CC llamó a un “acuerdo de paz”, que haya 90 días para reformar el sistema judicial y que Lanchipa quede fuera. Desde el MAS analizan que el plazo es corto.
Carlos Mesa, líder de Comunidad Ciudadana (i), y el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez. APG
Carlos Mesa, líder de Comunidad Ciudadana (i), y el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez. APG
Mesa plantea 4 puntos para aceptar juicio; ven dificultad y politización

El líder de la agrupación opositora Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, levantó “bandera blanca” y propuso cuatro elementos relacionados con una reforma judicial en tiempo corto para viabilizar uno o más juicios de responsabilidad, tras los sucesos de 2019. Desde el Movimiento Al Socialismo (MAS) advirtieron que establecer una reforma tomará, al menos, cinco años. Eso es lo que dijo el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez. Por su parte, el diputado oficialista Juanito Angulo dijo que Mesa “tiene miedo”.

La mañana de ayer, el expresidente desmenuzó su “Acuerdo Nacional por la Paz y la Reconciliación”, dejando en claro que “no se movieron una línea” de las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Así, el de CC explicó que, para que exista confianza en la Justicia, es necesario aplicar cuatro puntos: dar 90 días para reformar el Ministerio Público y el sistema judicial; cambiar al Fiscal General del Estado (Juan Lanchipa), que la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) escoja, mediante los dos tercios, al probable sucesor de Lanchipa y a los fiscales departamentales. Por último, propuso que mediante una reforma constitucional o una ley de garantías pueda consolidarse la independencia de la Justicia.

“Se resuelve con el sistema de preselección de los candidatos para jueces del Tribunal Supremo de Justicia, el Tribunal Constitucional Plurinacional, el Tribunal Agroambiental y el Consejo de la Magistratura, estableciendo una comisión de selección conformada por personajes notables nombrados por movimientos sociales y colegios de abogados”, detalló.

Cree que es una “oportunidad de oro” para lograr la paz. De lo contrario, considera que podría darse un “linchamiento judicial”. “Creemos que (los juicios de responsabilidad) deben hacerse a más de un presidente, en función de la violación de derechos humanos, siempre en el marco de lo que estableció el GIEI (…) queremos llevar adelante juicios de responsabilidad imparciales, que garanticen la Justicia para quienes fueron víctimas del atentado a los derechos humanos sobre la base de la imparcialidad”.

RESPUESTAS

El senador Rodríguez explicó que se precisa tiempo para una reforma judicial. “Esto requiere mucho tiempo, 90 días es imposible. Esta Justicia que heredamos se viene desde la creación de la república. Necesitamos trabajar de manera seria, por lo menos, en un plazo de cuatro a cinco años”. 

El diputado masista Juanito Angulo salió al frente para tacharla de “politizada” y que busca “impunidad” por las denominadas “masacres” de Senkata y Sacaba.

“El señor Carlos Mesa está buscando que se encubra y se busque impunidad por los hechos cometidos en 2019, que no se haga justicia por los 37 muertos y los más de 1.500 perseguidos, heridos, detenciones ilegales, vejámenes, torturas, hechos de violencia psicológica y sexual”, dijo, citado por ABI.

Mencionó que el máximo representante de CC tiene “miedo”. “Esta es una propuesta política que no coadyuva a mejorar la Justicia. El señor Carlos Mesa está mostrando su miedo a las víctimas y al pueblo boliviano. Ya se demostró quiénes han participado de manera activa en el golpe de Estado, ahí va su miedo para escapar de la Justicia y no asumir sus responsabilidades”.

Por su parte, el presidente del Estado, Luis Arce, dirigió un mensaje durante la segunda devolución de recursos (150 bolivianos) a las familias de premilitares. En el acto, de manera general, sin establecer destinatarios, expresó que no cabe espacio para “ninguna impunidad más en la población”, haciendo alusión a los hechos luctuosos de 2019.

“El pueblo boliviano ya no está más para soportar ninguna impunidad ni pactos de silencio. Bolivia necesita avanzar, sincerarse y generar actividad económica que le permita producir empleo e ingresos a la población”.