Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 09 de marzo de 2021
  • Actualizado 04:45

Felipe Quispe, El Mallku, ha muerto por paro cardíaco

Un comunicado de la familia desmintió que su deceso haya ocurrido por COVID y señala que murió a las 16:00 de este viernes por un paro cardíaco, en la ciudad de El Alto, donde tenía su casa.
Felipe Quispe, El Mallku, ha muerto por paro cardíaco

El líder indígena y candidato a la Gobernación por La Paz, Felipe Quispe, El Mallku, ha fallecido la tarde de este martes, en su casa, en la ciudad de El Alto.

Su sobrino confirmó a OPINIÓN el deceso y lamentó que un líder de la talla de Quispe, de 78 años, haya partido. "Hemos sido compañeros de lucha. Es muy lamentable lo que está pasando", dijo.

Inicialmente se había informado que Quispe falleció víctima de la COVID, sin embargo un comunicado en la pagina oficial de Felipe Quispe Huanca señala: "Se comunica a toda la población boliviana el sensible fallecimiento de nuestro hermano Felipe Quispe Huanca. El cual falleció por muerte natural paro cardiaco a horas 16:00 de la tarde a 19 días del mes de enero del presente.

Por respeto a la familia doliente se desmiente contundentemente que su fallecimiento no fue por COVID-19". Firma la familia doliente.

De acuerdo al entorno, El Mallku empezó a sentir los síntomas de resfrío hace una semana, sin embargo no fue conducido a una clínica. Falleció en su casa ubicada  en la Ballivián de El Alto., en la zona de Villa Tunari.

Uno de sus compañeros de lucha, Marco Peñaloza, explicó que habló con él e día lunes 18 para coordinar el inicio de la gira con miras a la campaña para las elecciones subnacionales de marzo próximo. Peñaloza es corresponsal de radio y candidato a la Alcaldía de Carabuco por la agrupación Jallalla.

Anunció que en las próximas horas, la familia dará una conferencia de prensa para informar detalles de su fallecimiento.

REPERCUSIONES 

Autoridades nacionales y fuentes allegadas al líder indígena y candidato a la gobernación de La Paz confirmaron la noticia.

Uno de ellos fue el presidente del Estado, Luis Arce, quien a través de sus redes sociales expresó su “profundo pesar” por la muerte del líder indígena.

“Expresamos nuestro profundo pesar por el fallecimiento del líder indígena originario campesino e historiador, Felipe Quispe Huanca, "El Mallku". Continuaremos su lucha por la liberación y dignidad de los pueblos. Nuestras más sentidas condolencias a su familia y seres allegados”, señaló.

Edgar Maydana, allegado al Mallku, confirmó a radio Fides el fallecimiento del líder indígena tras estar “varios días postrado” en cama.

La información también fue confirmada por el expresidente Evo Morales, quien, dijo, recibió “con profundo dolor” la noticia.

“Con profundo dolor he recibido la noticia del fallecimiento del hermano Felipe Quispe, "El Mallku". Su lucha y liderazgo han sido un importante aporte para la liberación de los pueblos indígenas. Bolivia pierde a un dirigente consecuente. ¡Felipe inmortal por su lucha indianista!” (sic), señaló el exmandatario.

Asimismo, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, también usó la popular red social para lamentar la noticia, según reportó Oxígenobo.

“Siento mucho la partida de un gran líder histórico de las luchas populares e indígenas en nuestro país. Descansa en paz, Felipe Quispe "El Mallku"., indicó.

La muerte del ‘Mallku’ también fue lamentada por el expresidente Carlos Mesa, el gobernador de La Paz, Félix Patzi, y otras personalidades.

Aunque se especula que la muerte de Quispe fue por el Covid-19, un comunicado que se difunde en Facebook, de la familia del 'Mallku', desmiente tal información y señala que el deceso se debió a un paro cardiaco.

Cabe recordar que en más de una ocasión Felipe Quispe aseguró que el coronavirus “no existe” y que, al menos, en el campo “nadie se ha contagiado”. Incluso, llegaba a regañar a periodistas por usar barbijo.

TRAYECTORIA

Quispe Huanca fue guerrillero del Ejército Guerrillero Tupac Katari (EGTK), dirigente campesino, diputado y jefe nacional del Movimiento Indígena Pachacuti (MIP). También fue candidato a las elecciones presidenciales en 2002 y 2005. También fue secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB).

Fue un dirigente central en las protestas realizadas durante el segundo gobierno de Hugo Banzer y, años después, sus movilizaciones fueron claves para la caída del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, recuerda Brujuladigital.

Era uno de los candidatos mejor posicionados rumbo a las elecciones a gobernador por el departamento de La Paz, representando el partido Jallala. 

Entre los años 2000 y 2005, que se caracterizaron por fuertes movilizaciones sociales e inestabilidad política, el Mallku fue uno de los actores más importantes. Algunos le atribuyen a sus luchas el cambio político que desembocaron en las elecciones de 2005, que sin embargo terminó por favorecer a Evo Morales.

Fue uno de los líderes más importantes y persistentes en denunciar el sistema racista y clasista que vivía el país. Su lenguaje confrontacional le generó mucha atención mediática. Su apodo (El Mallku) provenía de que en una ocasión fue elegido Mallku (dirigente) de su comunidad.

Quispe fue también criticado por organizar extenuantes bloqueos carreteros en el altiplano paceño y por haber realizado actos polémicos, como haber señalado que se dio un “duchazo” en la habitación de hotel de un exministro del gobierno del gobierno de Banzer. 

También hizo declaraciones racistas contra personas no indígenas.

En años recientes organizó bloqueos contra los gobiernos de Evo Morales y de Jeanine Áñez.

Quispe, de etnia aymara, nació en 1942 en la comunidad de Ajllata Grande en el municipio de Achacachi, del departamento de La Paz.

Fue fundador del Movimiento Indígena Túpac Katari en 1978 y una década después formó la organización política Ayllus Rojos.

En 1990 dio un paso hacia acciones subversivas con la creación del Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK), junto a Álvaro García Linera, con quien rompió después.

Tras ser detenido por las acciones armadas de ese grupo, estuvo cinco años detenido, y luego liberado debido a que el juicio no concluyó hasta entonces.

Tras salir libre, fue elegido secretario ejecutivo de la CSUTCB e ingresó en la universidad para estudiar la carrera de Historia. Escribió entonces los libros Túpac Katari-vuelve y vive, carajo, El indio en escena y Mi captura.

En 2002 candidateó por el Movimiento Indígena Pachakuti (MIP) logrando seis escaños, su mejor participación electoral.

Tuvo que lamentar que su hijo mayor, Ayar Quispe, antropólogo y militante indianista, fuera asesinado en la ciudad de El Alto en 2015, a los 48 años, en un caso no esclarecido. Quispe denunció que su hijo había sido asesinado por órdenes del gobierno de Evo Morales, pero no aportó pruebas para ello.  

Santos Quispe hijo de El Mallku dijo a un programa televisivo que el cuerpo de Felipe Quispe será velado en un local o casa de campaña este miércoles y el jueves será enterrado en la provincia Omasuyos comunidad Ajaria Chico.