Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de enero de 2021
  • Actualizado 12:16

La medicina tradicional es prioridad del Gobierno para tratar la COVID-19

El Ministro de Salud dijo que se permite en Bolivia la utilización del dióxido de cloro. Agregó que hay una ley que lo aprueba y que la repartición de Medicina Tradicional del Ministerio se hará cargo de informar sobre su uso
Una mujer vende wira wira y hojas de eucalipto en una calle de Cochabamba. DICO SOLÍS
Una mujer vende wira wira y hojas de eucalipto en una calle de Cochabamba. DICO SOLÍS
La medicina tradicional es prioridad del Gobierno para tratar la COVID-19

El Gobierno emitió el Decreto Supremo 4404, de medidas en el marco de la pandemia del coronavirus, en el que hace énfasis en el incentivo a la medicina tradicional para tratar la enfermedad. La nueva norma rige desde este 1 de diciembre.

El Ministro de Salud además dijo que se permite el uso del dióxido de cloro y que su cartera de Estado se encargará de explicar cómo debe ser utilizado.

"Se promocionará e incentivará la práctica de la medicina tradicional y medicina alternativa para la prevención, contención, tratamiento y rehabilitación de la COVID-19", detalla el artículo 11 de dicho decreto, emitido el 28 de noviembre de 2020.

De igual forma, el parágrafo segundo establece que "se impulsará la producción, transformación y comercialización" de los productos naturales de la medicina tradicional.

El ministro de Salud y Deportes, Edgar Pozo, dijo hoy, durante una conferencia de prensa, que la prioridad es que la prevención y promoción "lleguen hasta el último rincón del país y en los idiomas originarios. También se promocionará e incentivará la práctica de la medicina tradicional y natural para la prevención, contención, tratamiento y rehabilitación del Covid-19".

Pozo agregó que hay que darle la debida "importancia" a la medicina tradicional que tiene un "efecto de acción muy importante en el tema del enfrentamiento a la covid-19 en el país".

En las calles y mercados de todos los departamentos se comercializa plantas medicinales como el eucalipto, la manzanilla o el matico para hacer infusiones para tratar o prevenir la COVID-19 o vaporizaciones para desinfectar los espacios.

El nuevo decreto también establece nuevas medidas y  protocolos de bioseguridad para actividades económicas, laborales y otras. Según la norma, ya no existen restricciones de realización de eventos ni de horarios de circulación.

El Ministro indicó además que, de acuerdo con el decreto, Gobierno central, gobernaciones y municipios, deben coordinar y atender la gestión de la pandemia.

Las medidas establecidas en el decreto estarán vigentes a partir del 1 de diciembre de 2020 hasta el 15 de enero de 2021.

POZO RESPALDA EL DIÓXIDO

El Ministro de Salud dijo que la unidad de Medicina Tradicional será la encargada de analizar el beneficio y propuesta terapéutica del dióxido de cloro como tratamiento, puesto que la sustancia está aprobada por ley para tratar la COVID-19.

“Está aprobado por ley (el dióxido de cloro), quiere decir que es permisible el acceso a esta medicina alternativa, de manera que con nuestra unidad de Medicina Tradicional se va a empezar a generar un conocimiento mayor sobre el beneficio, sobre las acciones, sobre la propuesta terapéutica que tiene esta sustancia”, dijo Pozo en una conferencia de prensa.

El uso del dióxido de cloro para prevención y tratamiento de la COVID-19 fue aprobado por la Asamblea como ley en la anterior legislatura, a pesar de que entidades como la Organización Panamericana de Salud (OPS) recomendaron no utilizar esa sustancia dado que no existe evidencia de su eficacia y, además, genera un riesgo tóxico para el organismo.

El Ministro indicó que el Gobierno no cierra las puertas a ninguna posibilidad de protección o tratamiento de la población.