Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:09

Max: "eterno dirigente" de la "U", sueldo de Bs 21 mil y señalado por supuesto acoso laboral

El presidente de la Confederación Universitaria de Bolivia (CUB) tiene 52 años. Fue denunciado por la activista y líder de Mujeres Creando en enero de este año y apuntado por sostener chats de WhatsApp con Noemí para contactarse con Evo Morales.

 

Max Fernando Mendoza Parra, presidente de la Confederación Universitaria Boliviana. ARCHIVO
Max Fernando Mendoza Parra, presidente de la Confederación Universitaria Boliviana.
Max: "eterno dirigente" de la "U", sueldo de Bs 21 mil y señalado por supuesto acoso laboral

Max Fernando Mendoza Parra, presidente de la Confederación Universitaria Boliviana, el "hombre fuerte de las universidades" del país, está en el ojo de la tormenta, pues es denunciado por percibir un salario de más de 21 mil bolivianos en 2019, por ejercer una "eterna dirigencia" y por presunto acoso laboral en enero.

Tiene 52 años, 33 de ellos los habría invertido cursando en la universidad. Es dirigente.

La polémica y cuestionamientos contra la larga permanencia de estudiantes y dirigentes en las universidades públicas del país surgieron después de la muerte de cuatro estudiantes mujeres de la Universidad Tomás Frías, en Potosí, el lunes, en medio de una avalancha humana producida luego de que otros estudiantes accionaran granadas de gas al interior de un coliseo donde se realizaba una asamblea por definir elecciones de la Federación Universitaria Local (FUL) de dicha casa superior de estudios.

Entre este martes y miércoles circuló en redes sociales y medios de comunicación una boleta de pago salarial a nombre del dirigente universitario que data de febrero de 2019 por un monto mensual de 21.870 bolivianos, correspondiente a un salario que habría sido cancelado a su persona por parte del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB).

Según información del programa Fama, Poder y Ganas, Mendoza sería estudiante universitario por 33 años, figurando como estudiante inscrito desde el año 1989. Datos extraoficiales indican que pertenece a la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) de Cochabamba.

Este miércoles, se negó a informar cuánto tiempo forma parte del sistema universitario como estudiante y negó una entrevista para hablar sobre el tema.

“Si no van a atender el tema de Potosí, con todo respeto, yo quiero decirles que no voy a atender el teléfono. Muchas gracias”, dijo Mendoza, y cortó la llamada telefónica.

ACOSO LABORAL
En enero de este año, la activista y líder del colectivo Mujeres Creando, María Galindo, denunció por presunto acoso laboral a Mendoza a través de su programa "Mi garganta es un órgano sexual", emitido por radio Deseo.

La noche de este martes, en una entrevista con el programa No Mentirás, Galindo indicó que, tras emitir dicha denuncia contra Mendoza en enero, recibió una llamada que buscaba ser aclaratoria, desmintiendo las acusaciones contra el dirigente universitario, caso sobre el cual posteriormente no se emitió mayor información por otros medios de comunicación.

Sobre el tema, Galindo aclaró que toda denuncia que se emite a través de su programa radial es corroborada con documentación, por lo cual no se borra ningún tipo de información de dicho medio.

CASO NOEMÍ
En 2020, Mendoza fue acusado de sostener comunicación con Noemí M., una adolescente que fue señalada por mantener, presuntamente, un vínculo con el expresidente Evo Morales.

El periodista español Alejandro Entrambasaguas reveló una conversación de WhatsApp entre Mendoza y Noemí. Además, el representante universitario fue parte del proceso de calificación y evaluación de postulantes para Fiscal General del Estado en 2018, cuando se designó a Juan Lanchipa en el cargo.

El periodista de OkDiario, que accedió a un informe de la Policía Boliviana, manifestó que en el registro telefónico de Noemí, de 19 años, aparece un tercer implicado que sería el presidente de la CUB y afiliado al Movimiento al Socialismo (MAS) desde junio de 2018, es decir, Max Mendoza.

De acuerdo con la investigación, Mendoza se habría contactado con Noemí porque quería llegar a Morales, “lo que significa que el responsable de las universidades en Bolivia sabía que existía un vínculo entre ambos. De lo contrario hubiera sido ridículo haber recurrido a una niña de tan sólo 19 años para llegar a hablar con el expresidente boliviano”, escribió el periodista.

El presidente de la CUB habría escrito a Noemí el 9 de abril de 2020: “Buenas noches, compañera. Mi nombre es Max Mendoza. Soy presidente de la CUB. Quiero hablar con el jefe”. Estos mensajes no tuvieron respuesta hasta tres días después, cuando Noemí le respondió: “Buenas noches, compañero. Discúlpame, ya no estoy en Buenos Aires. Comunícate con su secretaria Lourdes”. Seguidamente, Noemí envió a Mendoza el teléfono de la asistente personal de Evo Morales.

OkDiario se puso en contacto con Mendoza para conocer su versión de los hechos y para preguntarle si conocía la presunta relación entre Morales y Noemí, pero cuando escuchó el nombre del periodista colgó el teléfono indicando que estaba ocupado.