Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 04:50

El MAS radicaliza bloqueos y el Gobierno denuncia en la OEA 31 fallecidos por falta de oxígeno

Hay 5.000 camiones con insumos para medicamentos en las carreteras denunciaron ministros. En La Paz, Oruro y Beni hay emergencia. Canciller demanda condena internacional.

Imágenes del sobrevuelo a los puntos de bloqueo protagonizados por afines al MAS. ABI
Imágenes del sobrevuelo a los puntos de bloqueo protagonizados por afines al MAS. ABI
El MAS radicaliza bloqueos y el Gobierno denuncia en la OEA 31 fallecidos por falta de oxígeno

El Gobierno denunció ayer, en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que al menos 31 pacientes fallecieron en Bolivia por falta de oxígeno desde que organizaciones afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) comenzaron a bloquear las carreteras, y demandó una condena internacional.

Los grupos del Movimiento Al Socialismo, MAS, radicalizaron sus medidas cortando más vías, y tomando regiones, mientras el Gobierno advirtió que actuará contra los cortes de las vías. Aeronaves de las Fuerzas Armadas sobrevolaron distintas zonas de conflicto, informó el ministro de Trabajo, Óscar Mercado.  

Desde el lunes, algunas organizaciones de la Central Obrera Boliviana, COB, y grupos afines al MAS cortaron carreteras exigiendo que las elecciones generales para elegir Presidente, Vicepresidente y representantes parlamentarios sea a menos de mes. La medida de protesta deja alimentos e insumos para fabricar medicamentos en medio de la carretera. 

Ayer, desde Beni se reportó que comienza a faltar oxígeno medicinal en Beni, y La Paz y Oruro están en emergencia porque solo tienen el elemento para unas horas más. A Cochabamba llegó algunos camiones tras una negociación, pero solo hasta mañana   domingo.

Anoche, hubo saqueos y tomas de oficinas en Samaipata, Santa Cruz, según reportes de prensa. 

OXÍGENO El suministro de oxígeno medicinal ha generado una notable preocupación. El Gobierno interino culpa de los problemas de abastecimiento a bloqueos en carreteras por protestas sociales, cuyos convocantes aseguran por el contrario que permiten el paso de camiones cisterna.

Varios de estos camiones llegaron este viernes de madrugada a Cochabamba. El ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, dijo a los medios que las cisternas estaban varadas por una semana por los bloqueos, denunció que en algunas carreteras están saqueando camiones y anunció procesos contra manifestantes, por crímenes de lesa humanidad y delitos como terrorismo. 

Tanto la COB como el MAS mantienen que se permite el paso de camiones cisterna y con tubos de oxígeno medicinal, mostrando con documentos que instan a los manifestantes a permitir que pasen los camiones e imágenes de transportes a lo que se dejó circular.

Mercado y Murillo recordaron que en cualquier “minuto” puede ocurrir el desbloqueo de las carreteras porque dijeron que primero está la vida antes que el cálculo político.

Murillo identificó a la gobernadora de Cochabamba, Esther Soria, y a la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, como artífices de los bloqueos. “Hay también otros que están identificados y serán procesados”.

De acuerdo a informes gubernamentales, 5.000 camiones están varados en bloqueos con insumos para fabricar medicamentos. Comienza a faltar oxígeno medicinal en Beni a causa de bloqueos en carretera a Santa Cruz.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Jorge Gómez, informó: "Las dos plantas de oxigeno que tenemos están trabajando a su capacidad máxima; normalmente traían desde Santa Cruz para terminar de abastecer a Riberalta y Guayaramerín, pero los bloqueos ya afectan a las personas, no solamente de Trinidad", dijo a ABI.

Gómez informó que a Riberalta y Guayaramerín se llevaba oxígeno líquido para su distribución en la zona norte del departamento del Beni.

Aseguró que las plantas de oxígeno en Trinidad no tienen capacidad para abastecer a todo el departamento, por lo que traían el producto desde Santa Cruz.

En tanto que el director del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de La Paz, Ramiro Narváez, lamentó lo que está ocurriendo en el país y advirtió que los centros de salud sólo cuentan con oxígeno medicinal para aproximadamente 24 horas. La autoridad manifestó que es urgente instalar el diálogo para buscar soluciones, porque están en riesgo cientos de vidas.

“(Tenemos oxígeno) máximo (para) 24 horas, eso es el reporte de los directores de los hospitales, tenemos problemas en todos los hospitales, es una situación crítica, lo denuncio con absoluta pena y dolor, creo que se tiene que asumir acciones inmediatas, se tiene que concertar de inmediato el diálogo con los sectores, no podemos anteponer los temas políticos y las mezquindades de unos y otros a la vida de la gente y los hospitales”, sostuvo a radio Panamericana.

Por su lado, el director del hospital Obrero de La Paz, Johann Maldonado, advirtió que tienen ese insumo para unas ocho horas y más de 100 pacientes requieren el suministro de oxígeno para continuar con vida. Explicó que la vida de ocho depende principalmente del oxígeno, según refirió Urgente.bo.

Sin embargo, el ministro Murillo se refirió a la imposibilidad de llegar con los camiones de oxígeno porque varios sectores de la carretera a La Paz están dinamitados, cuyo arreglo llevaría por lo menos tres días. 

DEMANDA ANTE LA OEA La canciller de Bolivia, Karen Longaric, pidió ayer, en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), condenas contundentes de la comunidad internacional contra Evo Morales, a quien el Gobierno acusa de planificar los bloqueos de sus seguidores en varias regiones del país.

Longaric denunció en el foro que Morales y sus más cercanos dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS), con las medidas de presión que fomentan, están evitando el paso de oxígeno y otros insumos médicos necesarios para tratar a los pacientes con COVID-19. 

"Son hechos delictivos, sin embargo, cualquier medida del Gobierno es denunciada como opresión política, siendo que son acciones legítimas y necesarias", indicó. 

Longaric agregó que el Gobierno propicia el diálogo interno, pero el nexo entre Morales y la violencia en Bolivia "es evidente". Morales, desde su asilo o exilio, "busca la ingobernabilidad y no responde a razones lógicas ni democráticas", aseveró. 

La Canciller manifestó su "desconcierto por la pasividad" de los organismos internacionales que no se pronuncian con contundencia sobre los excesos de Evo Morales, pese a que el asilo no puede ser utilizado políticamente.

Longaric criticó especialmente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a la que pidió "objetividad e imparcialidad, no puede convertirse un altavoz de Evo Morales".